martes, 29 de diciembre de 2009

Administre su apetito para adelgazar

Por Claudia Durán, médico especialista en Nutrición


***Ahora que comienza el verano, las personas empiezan a pensar en
cuidar nuevamente su silueta. Dietas drásticas, que pueden poner en
peligro la salud, y planes de ir con frecuencia al gimnasio, que no
siempre se cumplen, están a la orden del día. A menudo se asimila el
cuidado de la línea al hecho de dejar de comer o comer menos, pero
ésta no es una relación cierta ni una solución adecuada. El mejor
aliado para cuidar la línea de una forma sana, eficiente y equilibrada
es aprender a comer mejor y más sano, sino a administrar el apetito,
aprendiendo a diferenciar entre el hambre físico-corporal de las ganas
de comer, o apetito emocional.***

------

Sentir hambre entre horas es normal. Lo importante, cuando esto
ocurra, es no dejar de comer, seleccionando lo que se va a elegir. La
dieta deberá ser equilibrada, aportando alimentos que calmen el
apetito entre horas y ayuden a cuidar la salud.

Después de cada comida, normalmente desaparece la sensación de hambre,
nos sentimos bien, estamos saciados. Esta sensación o ausencia de
apetito puede mantenerse hasta la siguiente comida, asociada a la
reaparición del apetito. Existen diferentes factores que determinan
nuestro apetito, factores fisiológicos como la edad, el sexo, el peso
corporal o la actividad física; factores psicológicos como el humor,
la experiencia previa con un alimento en particular, restricciones
dietéticas individuales y desórdenes alimenticios (anorexia y bulimia,
por ejemplo); y factores ambientales como el estilo de vida, aspectos
culturales, influencias estacionales, hora del día o tener compañía
durante la comida, entre otros. Asimismo, determinadas hormonas o la
concentración de glucosa en sangre son otros factores que pueden
influir también en la sensación de hambre.

Muchas personas acostumbran a concentrar la ingesta en sólo tres
comidas al día (desayuno, almuerzo y cena), por lo que pasan
intervalos de tiempo demasiado prolongados sin ingerir ningún tipo de
alimento. Cuando sentimos una intensa sensación de vacío y de hambre,
lo mejor que podemos hacer es comer. Si no atendemos a esa imperiosa
señal que nos envía el cuerpo, llegaremos a la siguiente comida
totalmente descontrolados picoteando todo lo que está a nuestro
alcance. Eso no significa que debamos estar todo el día comiendo ni
que se pueda tomar cualquier cosa, sino simplemente ser fieles a
nuestra sensación de apetito corporal y de saciedad.

En las dietas, la restricción de no poder comer lo que nos gusta,
suele ser contraproducente. La sensación física y psicológica de
hambre nos lleva a picotear entre horas cualquier bocado. Para seguir
una dieta equilibrada es clave comer cuando se sienta apetito
corporal. Además del desayuno, el almuerzo y la cena pueden existir
más comidas entre horas a tener presentes si se requieren. Comer algo
a media mañana y merendar, nos ayudará a llegar a las comidas
principales con un apetito moderado.

Es necesario elegir alimentos que nos proporcionen nutrientes
esenciales pero que también nos sacien y que nos ayuden a llegar mejor
a la siguiente comida; este tipo de colaciones saludables nos ayudarán
a administrar nuestro apetito y a mantener una dieta equilibrada,
contribuyendo a mantener el peso adecuado. Son especialmente
recomendables aquellos bocados con un bajo aporte calórico pero ricos
en proteínas y fibras, y bajos en grasas.

*Comer cuando se sienta apetito físico y hacerlo despacio y masticando
bien los alimentos
*Desayunar siempre e incluir lácteos descremados, frutas, cereales y
derivados, como galletas con fibra si estuvieran indicados
*Priorizar la calidad de las calorías
*Beber un mínimo de 1,5l de agua al día
*Utilizar métodos de elaboración simples para la preparación de los
alimentos, con poca grasa y poca sal
*Intentar llevar un estilo de vida activo: andar, subir y bajar las
escaleras y 30 minutos de actividad aeróbica diaria, como por ejemplo,
caminar, bicicleta, natación.

Potenciar el conocimiento de los beneficios relacionados con la salud
que aporta el consumo de Alimentos Funcionales, así como el de
diferentes nutrientes necesarios para el desarrollo óptimo de algunas
de nuestras funciones orgánicas.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

¡¡FELICES FIESTAS!!

Estimados amigos,
De parte del staff de Vitarbol queremos desearles muy felices fiestas y el mejor de los éxitos para 2010, mucha salud y mucho afecto.

Seguimos a sus órdenes a través de este mismo sitio y en el correo electrónico vitarbol@gmail.com

¡¡Felices Fiestas!!

viernes, 18 de diciembre de 2009

"Beds are burning": Un llamado para cuidar el planeta

Artistas de diversas nacionalidades grabaron la canción “Beds are burning” como un llamado urgente a la cordura, a la sensatez, a la eficiencia. Es un llamado a cuidar el planeta y a reducir el derroche energético, el consumismo y las emisiones masivas de gases contaminantes a la atmósfera.

Un llamado para que los líderes de todo el mundo lleguen a un acuerdo que le dé otro rumbo a la vida económica, un rumbo de sustentabilidad, un rumbo de crecimiento más saludable, de lo que se está llamando “justicia climática”, que permita el crecimiento sin poner en riesgo a los más pobres ni a las generaciones futuras.

http://en.cop15.dk/


lunes, 14 de diciembre de 2009

OMS ESTIMA QUE PARA EL 2025 HABRAN 700 MILLONES DE OBESOS

La Organización Mundial de la Salud estima que en 2025 habrá más de 2.000 millones de adultos que sufrirán sobrepeso y 700 millones que serán obesos.

En este contexto, una investigación dirigida por el departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra, publicada en la revista "Clinical Nutrition", muestra que el hábito de picotear entre comidas se asocia a un mayor riesgo de desarrollar obesidad. En el estudio tomaron parte 10.162 graduados universitarios con una media de edad de 39 años.

Fueron seguidos durante más de 4,5 años y sus hábitos dietéticos fueron evaluados mediante un cuestionario de 136 ítems, previamente validado en España. Se recogió el peso y el índice de masa corporal al inicio del estudio y en los sucesivos periodos de seguimiento.

Aquellos participantes que solían picotear entre comidas tenían un riesgo significativamente superior de ganar peso que los que no lo hacían. De hecho, éstos presentaron un 69% más de riesgo de convertirse en obesos durante el seguimiento.

Los alimentos objeto de este hábito eran principalmente snacks altamente energéticos como embutidos, chocolate, bollería industrial y refrescos azucarados. Estos snacks pueden contribuir a una ingesta energética diaria extra de 140 a 300 calorías por alimento, por lo que el consumo de solo algunos de ellos puede llevar claramente a un aumento en el peso corporal. Para reducir el riesgo, “las personas que picotean deberían considerar alternativas más saludables como un puñado de frutos secos o una fruta fresca”, comenta la doctora Maira Bes-Rastrollo, primera autora del informe. Este estudio está enmarcado dentro del proyecto SUN (Seguimiento Universidad de Navarra), coordinado desde la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra y en el que también colaboran otras universidades de toda España.

Mexicanos predispuestos a la obesidad

La población mexicana tiene predisposición genética a la obesidad como consecuencia de ancestrales criterios que privilegiaban social y laboralmente a las personas con sobrepeso, sostuvo Alberto Lifshitz Guinzberg.

En entrevista, el director general de la Coordinación de Desarrollo de los Institutos Nacionales de Salud afirmó que un reflejo de ello en los tiempos actuales es que siete de cada 10 habitantes en el país padecen de este problema que deriva en otras afecciones como diabetes, hipertensión y cáncer.

Señaló que ante la alta incidencia del sobrepeso entre los mexicanos fue necesario iniciar una investigación en torno a sus orígenes, la cual dio como resultado que los problemas partieron de hace poco más de 200 años cuando se hacía una selección de personas “gordas“ para los trabajos.

Esto, dijo, ya que entonces se consideraba que por naturaleza eran más resistentes y podían sobrevivir sin tener que comer tanto, lo que provocó una tendencia ascendente hacia ese estatus físico, al grado de que se detectó que ahora los mexicanos tienen un genoma especial que tiende a la obesidad y el sobrepeso.

Este genoma, prosiguió, al encontrar las condiciones propicias en alguna parte de la vida de quien lo porta, desarrolla rápidamente condiciones de sobrepeso y “por eso, hasta los connacionales que emigran a Estados Unidos en calidad de jornaleros sufren de sobrepeso en corto tiempo“.

El especialista, quien visitó Tapachula esta semana, puso incluso como ejemplo de esto a los indios Pima o indígenas Akimel O’odham -del norte de México-, a los que al hacerles un estudio se encontró que el 50 por ciento de ellos son diabéticos.

Lifshitz Guinzberg señaló que actualmente en el país el 20 por ciento de menores de edad sufre ya de obesidad o sobrepeso, y la cifra ha ido creciendo cada año.

“Incluso nos percatamos que en el número de fallecidos por Influenza A(H1N1) en México, la mayor frecuencia se presentó en personas –tantos adultos, como menores de edad- que tenían problemas de obesidad, sobrepeso y enfermedades degenerativas.

Por otro lado, añadió que el brote de influenza puso a prueba al sistema de salud, pues se esperaba que un problema de esta índole iniciara en Asia y no en esta parte del mundo, donde considera que se actuó con valor y audacia, al grado de que hay personas que consideran que México salvó al mundo con su estrategia sanitaria.

Esta estrategia, explicó, partió de una labor que se desarrolló desde 2006 para enfrentar la arremetida de una ola de influenza aviar que sirvió para encarar el brote de la denominada A H1N1.

Expertos indican que bajar de peso mejora función cardiovascular

Las personas obesas que bajan unos cuantos kilogramos de peso mejoran su función cardiovascular, asegura un estudio publicado en la revista Journal of the American College of Cardiology.

Para llegar a esas conclusiones investigadores estadounidenses analizaron los efectos que sobre el corazón tendría adelgazar entre cinco y 10 por ciento de peso corporal, incluso de suceder una posible recuperación de los kilogramos perdidos tiempo después.

En el análisis intervinieron 60 individuos obesos, de 22 a 64 años, cuyos índices de masa corporal oscilaban entre 30 y 44 (por encima de 30 refleja obesidad leve y más de 40 es signo de obesidad mórbida), quienes siguieron dos tipos de dieta y realizaron ejercicios.

Al inicio del estudio, a los participantes, muchos de ellos hipertensos, se les realizó una ecocardiografía avanzada e imágenes por ultrasonidos, en los que encontraron leves disfunciones coronarias.

Durante los seis primeros meses de la investigación, los voluntarios redujeron en un nueve por ciento su peso inicial, aunque no fue hasta casi un año después que se detectaron mejoras en la función cardiaca (función de bombeo, disminución del grosor de las paredes de la carótida).

También las cifras de triglicéridos y colesterol mejoraron, señala el artículo.

Este ensayoo estudio sugiere que después de un tiempo los corazones de las personas obesas pueden perder parte de su habilidad de bombeo y relajación, lo que conduce a la insuficiencia cardiaca.

Sin embargo, al perder peso la gente puede retroceder en el tiempo y lograr un rejuvenecimiento de la función coronaria, concluyeron los especialistas.

viernes, 11 de diciembre de 2009

Algunos consejos prácticos para las fiestas

** Por Claudia Durán, médico especialista en nutrición.

Se puede creer o no, pero el hombre activo promedio aumenta sólo unos
pocos kilos durante las fiestas de Fin de Año, pero lo que aumenta
tiende a quedarse...para siempre. Sin embargo, con un poco de
precaución, podemos pasar diciembre sin condenarnos de por vida a los
estantes de pantalones anchos. Sencillamente hay que seguir los
siguientes consejos, y mantendremos a raya el exceso de peso de las
fiestas, y quizás hasta logremos perder algunos kilos acumulados en
cumpleaños y otros festejos del año.


1.- Busque un sueño reparador. Dormir es para los vagos ¿verdad? Nada
de eso. En realidad, el sueño desempeña un papel importante en el
metabolismo de los alimentos. Cuando se permitían sólo cuatro horas,
los adormecidos individuos mostraron niveles más altos de azúcar en la
sangre, lo que significa que el combustible no estaba llegando a los
músculos, donde debe estar. Consumir alcohol y comidas sustanciosas
puede interrumpir los ciclos de sueño, aminorando el ritmo de su
metabolismo cuando más se necesita, así como afectando el sistema
inmunológico. Además la falta de sueño aumenta el nivel de grelina,
neurotrasmisor caracterizado por incrementar el apetito, opuesto a la
leptina que incrementa la saciedad en personas que duermen siete
horas diarias.

2.- A desayunar temprano. El desayuno es la comida más importante del
día, ya que es necesario echar a andar el metabolismo temprano. Para
lograrlo, necesita tener algo en el sistema. Quienes desayunan suelen
estar más magros y generalmente consumen menos grasa y colesterol.
También reciben más fibra en su dieta, lo cual ayuda a saciar el
apetito ya avanzado el día. Si se decide por el cereal, vigile el
contenido de azúcar y trate de que el ingrediente principal sean
granos enteros.


3.- Sopita. En un estudio de la Universidad Estatal Penn publicado en
el American Journal of Clinical Nutrition, los individuos que
recibieron sopa de pollo y arroz antes del almuerzo consumieron 100
calorías menos que los que consumieron otros aperitivos. Si no tiene
sopa disponible, se sugiere comenzar con un gran vaso de agua común o
saborizada, con o sin gas, gaseosas, jugos light, vegetales crudos,
frutas, etc.

4.- Un perfil griego, sin tanto queso. Raras veces se ven enfermedades
cardíacas y algunas formas de cáncer en las poblaciones griegas e
italianas, pero muchos de este lado no entendemos los aspectos más
saludables de la dieta mediterránea. Creemos que significa berenjena
con parmesano y quesos de alto contenido de grasa. En realidad, es una
dieta basada sobre todo en vegetales, frutas, granos enteros,
legumbres, pescado y una conveniente dosis de aceite de oliva. De
hecho, el aceite de oliva es una de las maneras más saludables de
incorporar grasa necesaria en nuestro plan alimentario personal
de nutrición.

5.- Nuez y pescado. El pescado, en especial el salmón y la caballa,
contienen grasas monoinsaturadas saludables. Se recomiendan dos
porciones de alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 ( el pescado y
la nuez los poseen ) por semana. Además de su alto contenido en omega
3, un consumo moderado de nueces es también una buena fuente de
proteínas, fibra, magnesio, potasio y zinc.

6.- Por escrito. Lleve un diario de su alimentación, para saber todo
lo que come.

7.- Más legumbres. Agregar fibra a su alimentación puede generar una
vida general más saludable. Algunos porotos pueden ayudar a disminuir
los niveles de colesterol, bloquear la absorción de grasa y hacerle
sentir más lleno, así comerá menos. Los porotos también añaden
vitaminas del grupo B, proteínas, potasio, calcio, hierro y zinc a
su organismo.

8.- Agua que has de beber. El agua es usada en casi todas las
funciones corporales y puede realmente reducir el apetito, así que
favorece tener un vaso a mano. No confíe en su mecanismo de sed para
recién entonces beber, en muchas personas la sed se confunde con
apetito lo que las hace comer, cuando en realidad tendrían que beber,
con el consiguiente aumento de peso. Muchas veces, cuando se da cuenta
de que tiene sed, ya ha llegado a la deshidratación.

9.- Divide y vencerás. Dividiendo las comidas y distribuyéndolas a lo
largo del día. Registre cuando siente apetito, de acuerdo a su reloj
interno, corporal, gástrico, obtendrá mejores resultados que llenando
el estómago de un golpe, producto de haber anestesiado durante
muchas horas su sensación de hambre físico.

jueves, 10 de diciembre de 2009

"No Hunger", la película que piden que dirija Al Gore

Cambiar los hábitos, la clave para "salvar" a los niños de la obesidad

De un tiempo a esta parte, se habla de la obesidad como una epidemia. Y lo cierto es que no es de esas enfermedades que se contagian por contacto físico, o porque alguien estornude al lado nuestro, o por no lavarse correctamente las manos. No. La obesidad se transmite de generación en generación junto con los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo.

Así es que la doctora Ana Jufe (MN 74310) definió la obesidad como "una enfermedad que se caracteriza por tener exceso de peso a expensas de exceso de tejido adiposo. Sobre todo es importante la obesidad como enfermedad cuando el exceso de tejido tiene localización abdominal".

El doctor Julio Cukier (MN 33127) detalló a Infobae.com que en una consulta clínica es posible detectar "si hay alguna predisposición genética o causa orgánica en el niño" que tienda a la enfermedad, al tiempo que remarcó que "la obesidad en sí misma produce alteraciones clínicas y de laboratorio que se deben evaluar". "Una de ellas es la resistencia a la insulina que padecen los niños con sobrepeso, cuyos niveles de insulina son altos debido a su alta ingesta de hidratos de carbono", ejemplificó.

Jufe explicó que "hay diferentes métodos para cuantificar la obesidad". "En niños se usa el Índice de Masa Corporal (IMC) persentilado, esto es hacer peso (en kilos) dividido altura (en centímetros) al cuadrado", detalló y agregó: "Eso da un número que se ubica en una tabla y se considera sobrepeso, por ejemplo en varones, cuando el IMC en esa tabla da entre 85 y 95, y obesidad cuando da mayor de 95; lo ideal es 50".

Según ella, hay que diferenciar obesidad secundaria y otras enfermedades, que son muy infrecuentes (entre el 1 y2% de los casos), como la causada por el exceso de corticoides o hipotiroidismo, del resto, que es "la obesidad común o no definida".

Este último tipo "tiene muchas veces una base genética, pero eso es cada vez menos porque lo que hay en la actualidad es una epidemia de obesidad, que en los niños tiene como causante un desbalance entre el gasto energético y el ingreso energético. Se comen más calorías de las que se gastan. Y eso tiene que ver con mala alimentación rica en grasas e hidratos y sedentarismo".

El pediatra contó que la edad en la que aparece la necesidad de consultar por exceso de peso en los niños es a partir de los 10, 11, 12 años y en la adolescencia. "Esto es porque se sienten discriminados, lo que genera que se sientan mal, eso les causa ansiedad y por ende comen más", aseguró.

A lo que agregó que "los padres tampoco conocen los mecanismos para controlar el aporte calórico; desconocen qué pueden cocinar o cómo hacer para que el chico coma cosas de menor valor calórico".

Cómo tratarlos
Los profesionales dirigen el Centro de Obesidad Infantil y Adolescente, donde, en grupos y guiados por un equipo interdisciplinario, apuntan a lograr un cambio de hábito en niños y adolescentes con exceso de peso, para evitar que se conviertan en futuros obesos.

La médica nutricionista explicó que "la intención es abocar a ese niño/adolescente en un grupo de pares con características similares". Y detalló: "Después de una entrevista con la nutricionista y una vez logrado el diagnóstico, les entregamos un plan de alimentación con asesoramiento a los padres, que se adecua a las actividades del chico y varía según los resultados que vamos viendo".

Así, en reuniones grupales semanales les controlan el peso y, mediante charlas, se interiorizan acerca de cómo transcurrió la semana: "Qué les salió, qué no (de las pautas dadas) y nos anticipamos a los días por venir, por ejemplo, si el 'problema' estuvo en que se tentaron en el recreo les damos técnicas para resolverlo", contó Jufe, para quien "el beneficio de trabajar en grupo está en que ven que no están solos y que a otros les pasa lo mismo".

Asimismo, el centro cuenta con una "mini" sala de gimnasia, donde al menos una vez por semana, cada chico toma una clase de actividad física con un profesor de educación física especializado.

"También les proponemos que la ingesta que les toque antes o después de la actividad del grupo la hagan acá (en el centro) para que podamos corregirles opciones de comida, ya sea el almuerzo o la merienda", dijo Jufe.

El tratamiento incluye, en los casos que así lo requieran, apoyo psicológico, si los profesionales detectan que hay alguna situación concomitante al peso -como ansiedad generalizada, o crisis familiar por algún otro tema.

El objetivo: cambiar hábitos
Consultado acerca de cómo logran que un niño o adolescente no "caiga" en las innumerables tentaciones de dulces que los acechan a diario, el doctor Cukier destacó que "las tentaciones van a existir siempre, pero la idea es que el chico tome conciencia y que los padres organicen una alimentación diferente".

"Antes el factor genético tenía más relevancia a la hora de hablar de obesidad, pero hoy se sabe que cuanto uno antes empiece a cambiar los hábitos de alimentación, menores serán la frecuencia de obesidad y los riesgos", consideró el profesional.

Así es que -según el pediatra- "si uno deja evolucionar los malos hábitos, un gran porcentaje de chicos con sobrepeso termina siendo obeso".

Cukier destacó que el tratamiento "no es rápido".

"Hay quienes hacen que un chico baje 10 kilos en dos meses y eso no sirve, además de que está demostrado que el aporte calórico muy bajo ocasiona males por sí mismo, si no se modifican hábitos, nada se logrará a largo plazo", subrayó el médico, quien destacó: "Nosotros tenemos un objetivo final, pero preferimos que el chico tome conciencia progresivamente y eso es más frecuente de lo que uno cree; los chicos cuando ven resultados se entusiasman con el proceso".

Así y todo, son inevitables los altibajos. "Una cosa muy frecuente es que se desilusionen si suben un poco de peso", remarcó Cukier, para quien, dado que el tratamiento "no es lineal", lo ideal es explicarles desde el comienzo las reglas: "Decirles que van a bajar despacio, que van a tener menos hambre, que hagan colaciones de poco aporte calórico, pero nunca le sacamos la comida, no hay nada que esté prohibido".

Básicamente, esto se debe a que los menores se encuentran en pleno proceso de desarrollo por lo que "la idea es no desnutrirlos porque si no el crecimiento es menor. El objetivo es reducir volumen y cantidades de porciones".

"Nuestro trabajo tiene que ver con algo que es progresivo, que no busca generar otra enfermedad que tiene que ver con el aporte calórico muy bajo. Hay pruebas que demuestran que un aporte calórico de un adulto de 650 calorías genera un descenso de peso brusco pero después se estabiliza porque el organismo se acostumbra a ahorrar calorías y, además, se pueden enfermar. Con los chicos pasa algo igual, con el aditamento de que esto es intolerable porque el período de crecimiento se pierde", recalcó.

En ese sentido, la doctora Jufe explicó que "el cambio de hábito requiere tiempo y repetición de la enseñanza, como todo aprendizaje".

"El chico tiene que sentir que puede venir aunque haya comido mal esa semana y uno le va a dar nuevas técnicas para que trate de controlarse, para pensar en los beneficios de no comer eso que quiere", dijo.

Cukier puntualizó que la primera parte del tratamiento "es de mucha cotidianeidad": incluye llamados telefónicos, mail y hasta sms, en los que los chicos consultan si se tientan con algo y los médicos les indican por qué pueden cambiarlo.

"Una vez que llegan al objetivo vienen cada 15 días, un mes, tres meses. Cada vez se aleja más el tiempo de venir porque a medida que pasa el tiempo tienen más control de la situación", aseguró el profesional, quien explicó esto en el hecho de que "el sobrepeso es adictivo. Si se comen hidratos de carbono, cada vez se quieren más, pero si uno consigue que durante un tiempo la cantidad de hidratos sea menor, el chico tendrá menos hambre y ellos se dan cuenta de eso".

Si bien -en palabras de Cukier- el objetivo del trabajo es lento, llega el momento de la cura. "Las enfermedades, si no se curan, se repiten permanentemente", aseguró.

Beber eleva un 30% el riesgo de recurrencia del cáncer de mama

Según explica Marilyn L. Kwan, responsable del estudio, "las mujeres diagnosticadas antes con cáncer de mama debería considerar limitar su consumo de alcohol a menos de tres bebidas por semana, en especial a las mujeres postmenopáusicas y con sobrepeso u obesidad".

Los científicos examinaron los efectos de alcohol sobre la recurrencia del cáncer y la mortalidad en el Estudio Epidemiológico de Vida después del Cáncer, un estudio prospectivo de 1.897 supervivientes de cáncer de mama diagnosticados con cáncer de mama invasivo en fase inicial entre 1997 y 2000.

Los investigadores reclutaron a participantes del registro del cáncer de Kaiser Permanente en California del Norte y compararon la recurrencia del cáncer en mujeres previamente diagnosticadas con cáncer de mama que bebían con un grupo de referencia de mujeres también diagnosticadas con la enfermedad pero que no consumían alcohol.

Los autores utilizaron un cuestionario para documentar la información sobre vino, cerveza y consumo de licor durante el año anterior. Cada año, las participantes también completaron información sobre su salud, incluyendo recurrencia del cáncer de mama, que se verificó con sus registros médicos.

Tras ocho años de seguimiento, los científicos descubrieron que 349 recurrencias del cáncer y 332 muertes por el cáncer y otras causas. Entre las bebedoras, el vino era la elección más popular, seguido de los licores y la cerveza.

El mayor riesgo de recurrencia parecía ser mayor entre los participantes que eran postmenopáusicas y sobrepeso u obesidad, y estaba presente de manera independiente al alcohol. El consumo de alcohol no se asociaba con la mortalidad global.

"Estos resultados pueden ayudar a las mujeres a realizar más decisiones informadas sobre su estilo de vida después de un diagnóstico de cáncer de mama", señala Kwan.

La investigadora añade que estos descubrimientos deberían confirmarse con más investigación debido a que pocos estudios se han dirigido a la influencia del alcohol sobre la progresión del cáncer de mama y el mayor riesgo de recurrencia se observó sólo en algunos subgrupos.

La obsesiva gordura

Por Silvia Ojanguren, para El Universal

Al problema de los kilos de más se le dan diferentes nombres, pero bajo cualquiera es una verdadera amenaza

La obesidad mina la vida, causa estragos a quien la padece y en muchas ocasiones provoca que la gente busque curas mágicas con charlatanes o consumiendo productos milagro que, a la larga no dan otro resultado que el adelgazamiento de su cartera. Esa es parte de la experiencia de Mary Carmen Huachin, una mujer que de pronto comenzó a subir de peso y a tratar de eliminar la sobrecarga.

Ella notó que la ropa no le quedaba, se sentía cansada, y empezó a sufrir várices y experimentaba calambres en las piernas. La situación deterioró su ánimo y constantemente se sentía triste e irritable.



Una historia más

Mary Carmen es una de entre 70 millones de mexicanos que sufren el impacto negativo del exceso de peso, gente que ve afectada su autoestima y con el tiempo la salud, nos dice la médico bariatra Elizabeth Rodríguez García, directora del Consejo para Manejo y Prevención de la Obesidad.

La gordura es el principio de un mal camino, ocasiona silenciosamente problemas como hipertensión, padecimientos cardiovasculares, diabetes, accidente cerebrovascular, daño en los riñones, así como un alto riesgo de padecer algunos tipos de cáncer.

Estudios de universidades estadounidenses de California y Pittsburgh revelan que la obesidad incrementa el riesgo de padecer Alzheimer, ya que los pacientes tienen menos tejido cerebral que el resto de las personas de la misma edad.

La especialista señala que los trastornos sufridos por el organismo debido a la obesidad y el sobrepeso se deben a que las células adiposas envían señales que inflaman las células que recubren el interior de los vasos sanguíneos (endotelio), favoreciendo que en éstos se depositen los excedentes de colesterol y triglicéridos consumidos.

Lo que generalmente preocupa al paciente con sobrepeso u obesidad es lo que ve frente al espejo: una figura que le desagrada, rechazo que le ocasiona trastornos emocionales como depresión, baja autoestima, frustración, ansiedad y aislamiento, indica la médico bariatra.



Trampas de la fe

“Los daños emocionales causan en el paciente un deseo por eliminar rápidamente el exceso de peso, por lo que suelen recurrir a ‘terapias’ o ‘fármacos milagro’ que prometen acabar con el problema en poco tiempo y los cuales pueden ocasionar graves trastornos a la salud”, relata.

“La mayoría de las personas quiere una solución mágica, pues busca perder 20 kilos o más en menos de tres meses, de manera que hace dietas extremas cuya consecuencia es un descontrol metabólico que ocasiona mareos, dolor de cabeza, debilidad y descompensación fisiológica que obliga al paciente a abandonar el tratamiento”, asegura.

Rodríguez García, fundadora de la Clínica de Nutrición y Bariatría, dice que para evitar problemas es fundamental que el paciente reciba un tratamiento integral, que incluya una dieta adecuada, actividad física de acuerdo con sus características y, en ocasiones, el apoyo de sicoterapia y un tratamiento farmacológico.

La especialista dice que en el caso de pacientes que sufren problemas de ansiedad y, por tanto, les es difícil seguir un régimen alimentario adecuado, es recomendable el uso de medicina cuyo principio activo es la sibutramina, la cual reduce tal estado emocional, al tiempo que regula el proceso hambre-saciedad.

La bariatra afirma que es uno de los dos fármacos aprobados por la Norma Oficial Mexicana para el tratamiento de la obesidad, por lo que, administrada por un especialista, es una terapia segura y efectiva. Actualmente, existen medicamentos genéricos cuya sustancia activa es la sibutramina, como obectiv de probiomed.

Impuesto a bebidas endulzadas combatiría obesidad

Por Kate Kelland para Reuters
(Editado en Español por Juana Casas)


LONDRES (Reuters) - Si Barry Popkin pudiera elegir, crearía un impuesto a las bebidas endulzadas del mismo modo que se paga por los cigarrillos y el valor crecería hasta que las sociedades las abandonen y eliminen una de las causas del aumento de peso.

Popkin, un experto en nutrición que ha asesorado al Gobierno estadounidense y a políticos de todo el mundo, dice que la epidemia de la obesidad y de subir de peso que arrasa en todo el mundo podría ser frenada dramáticamente si la gente corrige el mantra "eres lo que comes" y le añade "eres lo que tomas".

Reavivar el gusto por el agua podría ayudar a reducir entre 300 y 600 calorías por día en la dieta de un estadounidense o mexicano promedio y casi tanto en la ingesta diaria de muchos europeos, sostuvo.

"Dependiendo del país en donde vivas, ahora tenemos entre el 10 y el 25 por ciento de todas las calorías consumidas en bebidas endulzadas o calóricas", dijo a Reuters Popkin, profesor de nutrición de la Universida de Carolina del Norte durante una visita a Europa.

"Este cambio ha sido fenomenal, sobre todo en los últimos 25 años. No es la única causa del problema mundial de la obesidad, pero es el factor que podemos cambiar con el mínimo perjuicio para la dieta diaria de la población", agregó.

Los datos acerca del aumento de peso y los crecientes niveles de obesidad dejan poco espacio a las dudas: el problema está amenazando con desbordar a los sistemas de salud y los presupuestos de los gobiernos de todo el mundo.

Un reporte publicado por la OCDE el miércoles dijo que uno de cada tres adultos estadounidenses es obeso, mientras que un estudio de Popkin realizado en China en el 2008 sugirió que los niveles de obesidad allí también están aumentando rápidamente, con más de un cuarto de la población con sobrepeso u obesa.

El número de pacientes con diabetes -una de las principales enfermedades crónicas provocadas por el exceso de peso- ya está alcanzando niveles epidémicos, con un estimado de 180 millones de personas diabéticas en todo el mundo.

Popkin reconoce que ahora hay alrededor de 25 países donde más de la mitad de la población adulta tiene sobrepeso o es obesa y en muchos países ricos, al igual que en naciones de ingresos medios como Sudáfrica, México y Egipto, la tasa alcanza entre el 60 y el 70 por ciento.

Popkin, que ha estudiado los hábitos de alimentación en varios países de Europa, Asia, Oriente Medio y Estados Unidos, dice que el paso del agua a bebidas endulzadas pudo haber provocado entre un tercio y dos tercios del aumento de peso en los últimos 30 años.

El experto reconoce que podría llevar tiempo -probablemente una década- cambiar el gusto por las bebidas endulzadas, pero dijo que los políticos deben tomar como ejemplo al tabaco y usar los impuestos como un arma.

"Me gustaría un sistema en el cual las bebidas endulzadas sean las que más pagan impuestos, las bebidas dietéticas menos y el agua ningún impuesto", dijo Popkin. "Si ese impuesto elevara el costo en un 15 o 20 por ciento, tendría un efecto significativo en el abandono de las bebidas endulzadas", apuntó.

Culpan a Ssa por descuido de vacunas

El Sindicato de la Secretaría de Salud se deslindó del mal manejo de vacunas contra la influenza A H1N1, como sucedió en Colima y Morelos, y responsabilizó a la dependencia a cargo de José Ángel Córdova Villalobos y de los funcionarios encargados de la logística.

Marco Antonio García Ayala, dirigente de esa organización gremial y secretario de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados sostuvo que sería muy lamentable culpar a los trabajadores del descuido que derivó en el desperdicio de vacunas.

Cabe señalar que Córdova Villalobos confirmó el miércoles que "por un descuido", personal del Hospital Civil Ernesto Meana San Román, de Morelos, dejó abierto el refrigerador donde guardan las vacunas contra influenza A H1N1. En tanto, en Colima no se encontró a las personas que debieron recoger las vacunas en el aeropuerto.

García Ayala dijo que si es Birmex la encargada de la distribución, deberá dar respuesta a este manejo, pero sustentó que el sindicato ha insistido en que se revise y analice la logística de distribución para evitar malos manejos.

Respecto a la aplicación de esta vacuna a los trabajadores sindicalizados, del universo de 250 mil han sido pocos los que la han recibido, en muchos casos no lo hacen por dudas e incertidumbre de la calidad y sus efectos y se tendrá que respetar ese derecho de los trabajadores.

El diputado priísta señaló que si bien la Secretaría de Salud está ofreciendo la posibilidad de la aplicación de la vacuna, esto deberá ser reforzado por la Comisión Federal para Riesgos Sanitarios (Cofepris), mediante la emisión de un comunicado para certificar que hay garantía en la vacuna.

Por otro lado, Marco Antonio García Ayala dio a conocer que los 70 mil trabajadores de la Secretaría de Salud que han sido regularizados con su base en 2008 y 2009, recibirán este fin de año un estímulo económico de 8 mil 450 pesos en vales de despensa, que junto con los 40 días de aguinaldo y su sueldo ordinario fortalecerán sus ingresos, lo cual beneficiará a un total de 250 mil trabajadores.

Comentó que lo anterior se estableció en un acuerdo firmado por la Secretaría de Hacienda y la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) y destacó que la Secretaría de Salud tiene como fecha límite el próximo 17 de diciembre para realizar el pago.

Subrayó que se estará dándole seguimiento a las Secretarías de Salud de los estados, a fin de que se cumpla con esta medida, en tanto que el aguinaldo deberá pagarse una parte en la primera quincena de este mes y la segunda parte en la primera quincena de enero de 2010, estableció el dirigente.

"Estaremos muy pendientes de que se pague en tiempo y forma, porque de no realizarse los funcionarios estarán incurriendo en una irresponsabilidad y para ello se está acordando con las dirigencias sindicales en cada uno de los estados estar vigilantes de este pago, porque lo contrario nos obligarán a tomar medidas de presión, como movilizaciones de trabajadores, laborar bajo protesta, brazos caídos ó medidas de carácter jurídico".

Aclaró el líder del SNTSA, que los 70 mil trabajadores que serán beneficiados con los estímulos de fin de año, venían laborando bajo el régimen de "contrato", en diferentes áreas de la Secretaría de Salud, por lo que se les ha otorgado la base y han sido incorporados a la organización sindical lo que en conjunto suman actualmente 250 mil agremiados

lunes, 7 de diciembre de 2009

Obesidad infantil, epidemia en México

Durante el Seminario “Resultados de Nutrición de la ENSANUT-2006: Presentación de Número Especial publicado en Salud Pública de México”, el doctor Bernardo Hernández, director de Salud Reproductiva del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del INSP, explicó que la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud 2006 (Ensanut 2006) fue levantada bajo la coordinación del INSP y sigue la secuencia de encuestas nacionales de Nutrición (1988 y 1999) y de Salud (2000).

A partir de la referida encuesta se han realizado diversos trabajos de investigación que han sido publicados en el Número Especial de la Revista Salud Pública de México.

En este contexto, se dieron a conocer algunos de esos materiales a través de ponencias. La doctora Teresita González de Cossío, del Centro de Investigación en Nutrición y Salud (CINyS), abordó las referencias antropométricas utilizadas para estimar prevalencias de mala nutrición, así como el crecimiento de los niños alimentados al seno y las diferencias entre las dos estimaciones, durante su ponencia “Malnutrición del niño mexicano en las últimas dos décadas: prevalencias estimadas con los estándares de crecimiento de la OMS-2006”.

Al respecto, recomendó el uso de los nuevos estándares de crecimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por ser de naturaleza normativos, y advirtió que las estimaciones de la prevalencia de la mala nutrición en preescolares mexicanos, publicadas hasta ahora, estaban levemente subestimadas. “La desnutrición –dijo– ha disminuido, pero sigue siendo el problema de malnutrición más importante en la edad preescolar”. El sobrepeso ha aumentado 30 por ciento en el preescolar en las últimas dos décadas, y la emaciación en la infancia temprana no ha dejado de ser un problema de salud pública, lo cual es resultado de la desprotección de la lactancia materna, por un lado, y de una alimentación complementaria inadecuada, por el otro.

El doctor Salvador Villalpando, director de Investigación en Políticas y Programas de Nutrición, por su parte, señaló que la anemia fue la deficiencia nutricia más frecuente y grave en la Encuesta Nacional de Nutrición de 1999. “Si bien la anemia en menores de 2 años ha disminuido, sigue siendo inaceptablemente alta”, advirtió.

Luego de señalar que la disminución más notable ocurrió en niños de niveles socioeconómicos medio y bajo, así como en indígenas, el doctor Villalpando destacó la urgencia de llevar a cabo medidas que conduzcan a reducir en al menos 50 por ciento más la anemia en niños menores de 2 años y escolares de los estados con prevalencias críticamente altas.

La maestra Sonia Rodríguez, por su parte, señaló que México atraviesa por una transición nutricional y epidemiológica, cuyos principales determinantes son la mala calidad de la dieta y la baja actividad física.

“Es imperativo desarrollar estrategias dietéticas que contribuyan al control y prevención de los problemas de nutrición”, advirtió durante su ponencia “Ingestión de energía y nutrimentos en adolescentes mexicanos: Análisis de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006”. En el caso de los adolescentes, es necesario cubrir sus requerimientos de nutrimentos, así como fomentar hábitos de alimentación que prevengan enfermedades crónicas en la vida adulta.

La doctora Anabelle Bonvecchio, investigadora del CINyS, habló del proyecto “Tendencias de Sobrepeso y Obesidad en Niños Mexicanos de 2 a 18 años. 1988-2006”, cuyo objetivo fue describir las prevalencias de Sobrepeso Obesidad (SP/O) en niños y adolescentes mexicanos dentro de ese grupo de edad, así como comparar las tendencias de las prevalencias de SP/O en niños y adolescentes mexicanos entre 1988 y 2006, en el ámbito nacional y por subgrupos relevantes de población.

Al respecto, señaló que “la epidemia de obesidad afecta a los niños de todas las edades, regiones, nivel socioeconómico, área (rural y urbano) y condición étnica, y que esta tendencia va en aumento, particularmente en escolares y adolescentes de todos los subgrupos de población. “El sobrepeso en edad escolar –concluyó– precede a la obesidad durante la adolescencia.”

El experto Simón Barquera, director de Epidemiología Nutricional del CINyS, presentó su artículo sobre “Obesidad y adiposidad central en adultos Mexicanos: resultados de la ENSANUT 2006”, en el que expone que alrededor de siete de cada 10 adultos padecen sobrepeso u obesidad en México. La obesidad mórbida, sin embargo, aumentó 45 por ciento en mujeres y 22 por ciento en hombres en los últimos 6 años. “La obesidad es el factor modificable más importante para la prevención de enfermedades crónicas. Sin embargo, su control es complejo y requiere de acciones multisectoriales coordinadas por la Secretaría de Salud pero que involucran a toda la sociedad”, concluyó.

En el mismo contexto –según lo dio a conocer el INSP–, el doctor Juan Rivera Dommarco, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del INSP, en su ponencia “Diseño de las tres encuestas Nacionales probabilísticas de Nutrición en México”, destacó los cambios introducidos en los programas de nutrición a partir de finales de la década de 1990 (como el Programa Oportunidades), entre los que destacan: focalización en familias pobres de zonas rurales, niños menores de 2 años y mujeres embarazadas y durante lactancia; alimentos distribuidos (alimentos complementarios enriquecidos y diseñados específicamente para menores de dos años); mayor énfasis en componente educativo; coordinación de programas y acciones; integralidad en acciones, y componente de evaluación.

De acuerdo con la información del INSP, dicho investigador destacó que la desnutrición ha descendido de manera importante en las últimas dos décadas. La reducción fue mayor en los últimos diez años, particularmente entre los más pobres, contribuyendo a reducir la inequidad.

“Sin embargo –dijo– persisten prevalencias elevadas en la zonas rurales, la población indígena y los niveles socioeconómicos más bajos.” El aumento en el número de pobres entre 2006 y 2008 y la crisis financiera global podrían empeorar las condiciones de nutrición de los pobres, advirtió.

Para erradicar la desnutrición en México, es necesario aplicar las intervenciones de probada eficacia existentes e implementarlas utilizando las mejores prácticas. Asimismo, deben emprenderse de manera simultánea, acciones dirigidas al logro de crecimiento económico sostenido, con políticas distributivas y programas de desarrollo social que disminuyan la inequidad y la pobreza.

En ese sentido, refirió que “las intervenciones en nutrición durante el periodo formativo de la gestación a los primeros dos años de vida es una de las inversiones más efectivas para mejorar la salud y el desarrollo de capital humano y para interrumpir el ciclo intergeneracional de la pobreza”, concluyó.

Mueren 30 personas al día derivado de la obesidad

En el Estado de México mueren al día 30 personas por diabetes o bien enfermedades relacionadas con la obesidad; tan sólo en 2008 en la entidad se registraron 4 mil 236 decesos por dicha enfermedad.

Actualmente la Secretaría estatal de salud trata a 56 mil mexiquenses con diabetes, no obstante de estos sólo el 35 por ciento está bien tratado, puesto que el resto no acude a consulta ni toma medicamento hasta que su salud se deteriora.

El delegado del IMSS, Israel Raymundo Gallardo Sevilla reconoció que el año pasado se gastaron 700 millones de pesos en medicamentos por padecimientos relacionados con la enfermedad como diabetes e hipertensión, mientras que para el presente se tiene registro de 800 millones.

El funcionario precisó que en las clínicas del IMSS se tienen, hasta el momento, 5 mil personas inscritas el programa “Vamos por más”, que buscan reducir el peso, aunque la intención es que cada vez se sumen más mexiquenses a fin de evitar que en la entidad la obesidad acabe con más habitantes.

El subdirector de la Secretaría de Salud de la entidad y director del Instituto en la materia, Gabriel O’Shea Cuevas, precisó que la diabetes ocupa el primer lugar de muertes en la entidad más poblada del país y el noveno a nivel nacional, “aunque le puedo asegurar que en un par de años podríamos ocupar el séptimo lugar”.

Enfatizó que a nivel nacional se suman año con año 400 mil diabéticos, lo que se debe principalmente a los altos índices de obesidad.

“Es lamentable que muchos mexicanos sigan sin acudir a sus consultas; hasta que no sienten que ven borroso o que su salud está mermada, deciden regresar con sus médicos, lo cual empeora la situación”.

Al cuestionar si las acciones que se han tomado para combatir la obesidad han resultado ser insuficientes, el sub secretario estatal de Salud mencionó que la diabetes es el reflejo del descuido de las personas.

Tan es así que insistió en señalar que la diabetes encabeza la lista de las enfermedades crónico-degenerativas.

Dijo que de enero del presente año a la fecha, se han llevado a cabo un millón 300 detecciones de enfermedades crónico-degenerativas y 34 por ciento es de diabetes.

Finalmente el funcionario reconoció que 70 por ciento de los enfermos de diabetes habitan en zona urbana y el resto en zonas rurales.

El rebrote de influenza

Por Once TV / Noticias

Llegó para quedarse. Desde abril pasado a la fecha mantiene al mundo en alerta. se trata de la pandemia del virus de influenza A (H1N1). En México, autoridades del sector salud siguen su evolución ante el aumento de casos esperado para la temporada invernal. Actualmente la tercera ola del virus está presente.

“Habría que estar atentos para ver qué cepa es la que lo pudiera dar, de antemano, se puede anticipar que habría un incremento de influenza en la temporada invernal, como lo hay todos los años, ahora, lo que habrá que estar atentos es a ver si es por esta nueva cepa, la A H1N1 nueva, o si es por las estacionales normales, habrá que dar seguimiento puntual de como ocurre”, comentó Pablo Kuri, epidemiólogo de la Secretaría de Salud.

Las bajas temperaturas y el clima lluvioso aumentan la incidencia de esta nueva enfermedad. En octubre se registraron 20 mil 437 contagios, el pico más alto desde la contingencia de abril, cuando sumaron 27 mil 410 nuevos casos. Las autoridades esperaban lo inevitable: una mutación del virus AH1N1

“La parte del virus que ha mutado no afecta, ni es su gravedad, ni es su resistencia, ya había habido unos pequeños cambios en el genoma del virus, pero estos no inciden, porque hemos visto que en México con estos dos cambios, con estos dos tipos de virus, vamos, del mismo paciente que evolucionaron perfectamente bien”, dijo José Ángel Córdova Villalobos, secretario de Salud, el 23 de noviembre de 2009.

“A pesar de que éste es un virus que ha demostrado no ser tan virulento como se esperaba al principio, no hay que aflojarle de aquí hasta que esta situación no se vuelva a repetir. Durante esta temporada, además, estamos esperando que el virus mute y la mutación del virus puede ser para bien o para mal, puede mutar y ser un virus menos agresivo”, expresó Enrique Goldbard, investigador del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

“La influenza se volvió una enfermedad prevenible y curable y ¿de qué depende la prevención?, pues depende de que la gente actué corresponsablemente y si estamos ante una enfermedad tenemos primero: no automedicarnos y dos: acudir a recibir la atención, de ello depende la vida y no exagero, la muerte de la gente”, manifestó Armando Ahued Ortega, secretario de Salud del DF, el 2 de noviembre de2009.

Para este escenario México adquirió un lote de 30 millones de vacunas contra la influenza A H1N1.

El pasado 23 de noviembre se recibieron las primeras 865 mil dosis provenientes de dos laboratorios europeos y que ya se aplican en ese continente y en Estados Unidos. En México en la primera etapa personal médico, mujeres embarazadas en el tercer trimestre.

Su aplicación será gratuita en los centros de salud, clínicas y hospitales del sector público en todo el país. En este momento la iniciativa privada no podrá aplicar esta vacuna porque no cuenta con ella.

viernes, 27 de noviembre de 2009

Lucha contra la ansiedad por comida

Muchas personas comen de manera compulsiva. Lo hacen practicamente de forma automática, sabiendo que en el fondo no deberían hacerlo. ¿Porqué sucede esto? Porque, si me propongo controlar mi dieta, termino haciendo totalmente lo contrario?

Por Claudia Durán, médica especialista en nutrición.

Muchas personas se sienten desconformes con su físico. Perciben que en ese camino, no están mejorando, sino que por el contrario, su peso va en aumento. Probablemente, se digan a si mismas que comenzaran una dieta para que el asunto no pase a mayores. Pero en el transcurso del día, han comido una serie de cosas que no deberían comer, como pasteles, un alfajor, caramelos, gaseosas, que pueden parecer pequeñas cosas, pero no lo son.

Después de todo, un alfajor no me va a engordar un kilo. Pero aquí es donde esta la clave. Estos actos, en apariencia, inofensivos, son los que se acumulan a lo largo del tiempo. Esto mismo lo convierte en repetitivo, lo que finalmente entra en nuestro subconsciente y se convierte en un hábito. Y como todo hábito, este patrón de conducta se vuelve automático, lo que nos impide “frenarnos”.

Conscientemente muchas personas quieren dejar de comer tanto, pero al mismo tiempo, lo hacen de todos modos. Su consciente quiere una cosa, pero el inconsciente otra. Si tenemos en cuenta que es el inconsciente el que gobierna la mayor parte de nuestra mente, ¿que orden cree que ganará: el dejar de comer tanto o seguir comiendo por que nos gusta simplemente?


Sin duda que esta “lucha” es un factor importante, pero no actúa solo. La ansiedad también juega un rol importante, que sin duda viene dado por situaciones como la descripta anteriormente. La ansiedad, es un estado mental donde creamos realidades probables, generalmente negativas de sucesos que aún no ocurren. También puede nacer a raíz del que "deberíamos haber hecho” en ciertas situaciones, y que para peor, no pueden ser cambiadas ya que no tenemos la facultad de modificar el pasado. Como sea, la ansiedad tienen un denominador común: Son problemas que sólo existen en nuestra mente.

El asunto es que esos problemas, que sólo existen en nuestra mente, son para cada uno bastante reales. Cada persona vive sus dilemas de manera muy concreta, ya que ha creado toda una serie de sucesos y combinaciones mentales, que son absolutamente reales y posibles, pero solo dentro de nuestra mente. Finalmente, muchas de las cosas que esperamos, no suceden tal como se habían “planeado” en nuestro cerebro.

Esto lo podemos extrapolar a la comida. Existen muchas personas con sobrepeso, que comen solamente por ansiedad, que ha su vez está producida por el sobrepeso u obesidad y entramos así en un circulo vicioso. También puede darse el caso de que tengamos ansiedad frente a situaciones limites como, por ejemplo, problemas laborales, familiares, etc. En cuyo caso el mejor refugio es comer sin medida.

Con todo, el problema sigue radicando en nuestra mente. Puede parecer absurdo para una persona que objetivamente tiene sobrepeso, pero ¿como surgió esto? La respuesta es, desde nosotros mismos. Si no pudiéramos ver nunca nuestro cuerpo, ¿como sabríamos que tenemos sobrepeso?

Seguimos alimentando la idea del sobrepeso una y otra vez en nuestra cabeza, pero eso no eliminara el problema, todo lo contrario. Si, como creemos firmemente, todo radica en nuestra mente, ¡entonces también deberíamos tener el poder de cambiarlo a nuestro favor! La clave esta en sustituir sus pensamientos actuales, por nuevos pensamientos sobre lo que realmente se quiere.

En la ansiedad la persona se enfoca en lo que NO quiere. Por ejemplo: si va a un restaurante, y el mozo se acerca a tomar su pedido, ¿que hace? Lo más lógico es pedirle el plato que desea del menú. Sin embargo, la mayoría de las personas se enfocan en lo que NO quieren. Esto equivaldría a decirle al mozo el plato que no quiere. Esto seria absurdo, ya que nunca tendría el plato que quiere realmente y dejaría bastante confundido al mozo.

Como ve, el problema de la ansiedad al comer y no poder dejar de hacerlo, radica en su mente. Eso quiere decir que debe asumir la TOTAL responsabilidad por sí mismo y cambiar sus pensamientos hacia lo que realmente quiere. Nadie puede pensar por nosotros. Es lo único que realmente podemos controlar, nuestros propios pensamientos. Es la tarea mas importante del ser humano: controlar su mente. La buena noticia es que todos podemos hacerlo si lo queremos y lo intentamos.

Si quiere dejar de comer no puede seguir pensado “no voy a comer tanto hoy”. Si se fija, ese pensamiento refleja lo que NO quiere. En el fondo le esta dando a su mente pensamientos sobre comida. Para su mente la orden NO es ignorada por completo. Para ejemplificar esto, un pequeño ejercicio. Imagine en su mente, una pequeña colina con un árbol en la cima. Trate de imaginarlo lo mas detallado posible. Mire sus hojas, la textura del tronco, sienta la brisa, el pasto, etc. Ahora NO MIRE la manzana que esta en la copa del árbol. Es una manzana roja, muy apetitosa, de color intenso, pero no la vaya a mirar, NO MIRE la manzana del árbol.

Lo mas probable es que en su mente haya visto la manzana, por más que le haya dicho que no la mirara. Si se fija la orden “NO“, fue ignorada completamente. Lo mismo ocurre cuando se come por ansiedad. Como mencionamos anteriormente, la clave esta en sustituir los pensamientos negativos por cosas que realmente quiere.

Quiere eliminar el sobrepeso, entonces debería plantearse declarar cosas como, “me siento muy bien con mi cuerpo, por que estoy saludable”, o “cada día que pasa me acerco más al cuerpo que quiero”. Este tipo de pensamientos pone su mente a trabajar para alcanzar las cosas que realmente desea. Otras cosas que puede hacer:

Proponga metas realistas: No pretenda parecer modelo de pasarela rápidamente. Su mente no lo creerá y sera una orden contradictoria. Coloque pequeñas metas con una actitud positiva ante los resultados.

Realice declaraciones positivas. Con esto nos referimos a alimentar su mente con las cosas que quiere, y no con imagenes de lo que no quiere.

Medite. Esto es muy útil, ya que ayuda a acallar la mente y enfocarla en sus metas. No es necesario que pase horas meditando. Puede partir con pequeñas meditaciones de 5 minutos. Le ayudarán mucho.

Reemplace los productos con azúcar por fruta: Esto es muy importante, ya que no sólo mejorara su salud, sino que calmara la ansiedad por comer algo. Los productos procesados, rara vez provocan la sensación de saciedad, en cambio los alimentos naturales satisfacen su hambre rápidamente.

Anote sus pensamientos frente a la ansiedad. Es muy útil llegar a la raíz del problema. Puede comenzar escribiendo sobre como se siente, cuando se da cuenta de que come por ansiedad más que por necesidad. Escribir pequeños textos lo ayudara a identificar que es lo que realmente le molesta y sustituir esos pensamientos por otros que SI solucionen los problemas.

Somos lo únicos que podemos controlar nuestra mente. Si realmente desea dejar de comer
compulsivamente, entonces debe tomar la completa responsabilidad por sus actos. Esto puede ser complicado, pero las cosas no se simplificarán si no hace nada y sigue por el mismo camino.

Recuerde que la única locura es pensar que obtendrá resultados positivos, haciendo las mismas cosas que no le han resultado.

Una carga dulce y saludable

Por Silvia Ojanguren, para El Universal (Vida)

Una fruta nutritiva de bajas calorías, perfectaen el desayuno rápido, un bocadillo sobre la marcha o alternativa saludable a lo dulce

Las frutas deben ser parte de la dieta sana, los médicos y nutriólogos recomiendan varias raciones al día, y siempre hay unas que gustan más que otras, pero la verdad es que todas son buenas para el bienestar. Una dotada de un gran poder saludable es el kiwi dorado que posee los sabores de melón, durazno y cítricos, además de un gran contenido de minerales y vitaminas.

De acuerdo con la nutrióloga Karen Inge, este regalo de la naturaleza es la fruta densa más nutritiva y toda la familia puede disfrutarla como parte de una dieta bien balanceada. Proporciona importantes vitaminas, minerales y otros fitoquímicos (componentes protectores en los alimentos) para todos, sin importar su etapa de vida.

El kiwi dorado es una fruta densa nutritiva, conteniendo casi el doble de vitamina C que una naranja, el potasio de un plátano, buenos niveles de vitaminas A y E, folato, magnesio y fibra dietética. Es por todo esto que el kiwi es llamado “el campeón de las frutas”.

Cosas que se dicen

De sus cualidades se dice que puede ayudar a mantener sano el corazón, ya que contiene fibra soluble para mantener niveles sanos de colesterol, así como vitaminas A, C y E y otros antioxidantes, que pueden reducir el riesgo de padecimientos cardiacos.

El kiwi dorado, dicen los expertos en nutrición, es una fruta nutritiva de bajas calorías, es perfecto para un desayuno rápido, un bocadillo sobre la marcha o una alternativa saludable a lo dulce. Simplemente córtelo a la mitad y saque con cuchara la deliciosa y nutritiva carne. Hay mil formas de comer esta deliciosa fruta, puede ser sola o en ricos platillos que encantarán a toda la familia.

Este fruto posee un efecto estimulante, como el café, y otros que contribuyen a tu bienestar general. Estudios científicos han demostrado que, en comparación con otros 26 tipos de frutas, el kiwi contiene más nutrientes por cada 100 gramos.

Los kiwis contienen inositol, una sustancia natural que puede ayudar a prevenir la depresión en personas adultas. El bajo nivel de sodio, combinado con el alto nivel de potasio, contribuye a un equilibrio mental.

Y algo más, un estudio de la Universidad de Oslo (Noruega) revela que el consumo de dos o tres kiwis al día puede ayudar a adelgazar la sangre, reducir la formación de coágulos y disminuir la grasa en la sangre que puede causar bloqueo, sin afectar negativamente los niveles de colesterol.

Empaque natural

Los kiwis dorados se venden maduros y listos para comer, pero se mantienen frescos durante un periodo corto de tiempo, aguantan mejor si se les coloca en el refrigerador.

Hay quien les quita la piel, pero pueden comerse sin pelar, lo que proporciona un sabor diferente. Un kiwi dorado sabe mejor recién sacado del refrigerador, que es cuando su sabor dulce y fresco está en su punto más alto.

Lo mejor de todo es que estos frutos dorados se pueden comer de mil y una maneras diferentes: desde la más sencilla cortando por la mitad la fruta y tomando con una cucharilla su jugosa pulpa o bien, usándolos como ingrediente principal para preparar una receta especial.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Top 10 de comida afrodisíaca

Estilohoy.com te presenta un listado de alimentos que por su contenido nutricional estimulan nuestros sentidos. Intenta probar sus efectos.

10. Espárragos
Puedes comerlos hervidos o al vapor con un aderezo de mostaza dulce.

9. Almendras
Han sido un símbolo de fertilidad a lo largo de la historia. Te sugerimos servir de postre un pedazo de turrón o de mazapán en esa cena especial.

8. Rúcula
Es un ingrediente popular de la cocina moderna, muy común en las ensaladas, con el queso parmesano y con los frutos secos y la pasta.

7. Aguacate
Su nombre viene de “ahuacuatl” que significa “árbol del testículo”. Te recomendamos una ensalada de aguacate con pimienta negra y vinagre balsámico para acompañar carnes y pollo.

6. Plátanos
Estos frutos son ricos en potasio y vitamina B, necesaria para la producción hormonal sexual.

5. Chocolate
Contiene componentes químicos con efectos neutransmisores en el cerebro y más antioxidantes que el vino tinto. El secreto de la pasión es la combinación de estas dos sustancias.

4. Miel
Lo amantes en su “luna de miel” bebían antiguamente agua con miel de cebaba.

3. Piña
Es rica en Vitamina C y utilizada en tratamiento homeopáticos para la impotencia. Combina muy bien con las bebidas alcohólicas.

2. Ostras
Ya desde época romana se las consideraba un potente afrodisíaco, quizá por su parecido con los genitales femeninos; en realidad las ostras son muy nutritivas, ricas en proteínas.

1. Frambuesas y Fresas
Las frutas rojas son ricas en vitamina C e ideales para hacer postres que conquistan a cualquier mujer.

No te olvides del vino, que relaja y ayuda a estimular los sentidos.

Nutrición para sobrevivientes de cáncer

Sin tener en cuenta cual tratamiento de cáncer usted elige, su cuerpo necesita el combustible para luchar contra la enfermedad. Los efectos secundarios de varios tratamientos de cáncer pueden ser peores si usted no come el derecho. Su cuerpo necesita bastante comida, y esto necesita la clase correcta de los alimentos.

Esté seguro que usted encuentra las necesidades de caloría básicas de su cuerpo. Para la gente con el cáncer, usted necesita aproximadamente 15 calorías por libra del peso. Si usted pesa 150 libras cuando sano, usted necesita 2250 calorías por día. ¿Ha perdido usted el peso durante su enfermedad? Añada unas 500 calorías suplementarias diariamente a su dieta para ayudar a su devolución de cuerpo a un peso normal, sano. Esté seguro de comer bastante proteína en su dieta – la proteína ayuda a su cuerpo a reconstruir y reparar el tejido dañado. Las fuentes buenas de la proteína incluyen los alimentos del grupo de leche, carnes, pescado, volatería, huevos, y legumbres. Beba muchos líquidos para prevenir la deshidratación. Sesenta y cuatro onzas del agua diariamente (una mitad de galón de líquido) ayudarán a guardarle sano. Si usted experimenta efectos secundarios deshidratantes como vómitos o diarrea, usted necesitará más fluidos. Usted puede necesitar un suplemento de vitamina si usted no consigue bastantes nutrientes en su dieta. Busque una multivitamina que proporciona los subsidios diarios recomendados a la mayor parte de nutrientes. Diríjase a su doctor sobre un suplemento apropiado para usted durante su recuperación. Las vitaminas, sin embargo, no son un sustituto de la comida – ellos no proporcionan ninguna caloría.

Diríjase a un dietista para aprender a maximizar calorías (sobre todo proteínas) en cantidades más pequeñas de la comida. Usted puede tener que añadir leche pulverizada, bebidas de comida inmediatas, u otros suplementos a sus comidas para conseguir las calorías sus necesidades de cuerpo. Un dietista también puede ayudarle a tratar con la comida de problemas como sentimientos de la plenitud, pérdida de apetito, náusea, tragar la dificultad, o cambios del gusto. Recuerde – su cuerpo tendrá un tiempo difícil luchando contra el cáncer y curándose si usted no le da el combustible correcto.

martes, 24 de noviembre de 2009

La alimentación del futuro es enemiga de la obesidad

La nutrición del futuro traerá además los alimentos que previenen enfermedades y los que provocan saciedad con un mínimo de calorías. Todo para combatir al enemigo más importante: la obesidad.
Objetivos

Tres son los objetivos principales en los que científicos, investigadores y nutricionistas trabajan en el mundo: crear una dieta saludable, hipocalórica y paliativa, lo cual equivale a que tengan sabores ricos y atractivos, que induzcan a las personas a seguirla libremente.

Y es que resulta utópico pretender que el 64 por ciento de la población mundial que tiene problemas de sobrepeso y obesidad, bajen sus kilos de más sólo con hojas de lechuga y pollo hervido o a la plancha.

Precisamente en eso es lo que se centra la nutrición del futuro: en convertir cada alimento en una fuente de prevención de enfermedades, a través de la adición de ingredientes funcionales. No es otra cosa que reducir las calorías con buenas combinaciones de nutrientes y derivados de las fuentes más importantes de energía, como los azúcares y las grasas, y en hacerlos más ricos, más sensitivos a las papilas gustativas.

La nutrición del futuro contempla eliminar los nutrientes que entregan excesivas calorías, y, también, dietas hechas a la medida.

¿Cómo? Estudiando los genes que determinan cómo quemamos la grasa en el organismo, qué alimentos procesamos con mayor rapidez y cuáles con lentitud.

Placer gustativa

El gran problema de la poca adherencia de las personas a las dietas es que restringen dos fuentes grandes de calorías: las grasas y el azúcar, que son a su vez las dos principales fuentes de buen sabor de los alimentos.

Por eso, las investigaciones, según explica la doctora Carolina González, apuntan a encontrar solución a este problema. Las primeras son los sustitutos de las grasas, como los derivados de proteínas y carbohidratos que simulan el sabor de la grasa, pero con un aporte calórico mucho menor.

La segunda son los trabajos en torno a manejar el sabor de los alimentos de acuerdo a cómo el ser humano los procesa cuando recibe la información en las papilas gustativas de la lengua.

La idea es desarrollar potenciadores del sabor, que lograrán el milagro, como ejemplifica la doctora González: que un alimento con un granito de azúcar genere la sensación de haber consumido una gran cantidad.

Más allá de las calorías

En Estados Unidos, los alimentos vienen con la rotulación específica: cuánto elevan la glicemia y la insulina al consumirlos. Mientras que algunas partes de Latinoamérica existen guías para que los pacientes sepan qué alimentos elevan la glicemia sobre lo recomendado, es decir el índice 70. Por ejemplo, 50 gramos de carbohidratos de tallarines elevan el índice glicémico menos que 50 gramos de carbohidratos de pan blanco.

¿Por qué? Porque el pan está hecho de ingredientes más refinados y que se absorben más rápido.
Como el azúcar se eleva rápidamente, también cae de la misma forma. Y esto se traduce en somnolencia, pero también en cierta resistencia a bajar de peso en personas con problemas para procesar la insulina y/o los carbohidratos, y que no necesariamente tienen diabetes.

A estos pacientes, les favorecería seguir una dieta con alimentos con bajo índice glicémico, con base de pan integral, cereales, yogures descremados, chocolate amargo y frutas.

Alimentos que deberían encantar

Todos los especialistas apuntan a un objetivo: aprovechar las fuentes de alimentación de cada región, e incorporar muchos alimentos que son despreciados, pero que aportan importantes nutrientes al organismo.

Las crucíferas, como el brócoli y el coliflor, tienen una acción benéfica sobre el colon, disminuyendo el riesgo de cáncer.
Lo mismo ocurre con los cereales y las legumbres, que se pueden comer de una forma muchísimo más variada que las habitualmente conocidas.

Las pastas con harinas integrales tienen harinas menos procesadas y requieren un trabajo de digestión mayor, con una menor alza de glicemia.

Los últimos estudios sobre las muchas variantes de moras, dice González, muestran que tienen más antioxidantes que otras frutas.

Base de la dieta del futuro

¿Qué pasaría si pudiéramos saber, desde la infancia, cuál es la estructura genética que determina cómo quemamos la grasa del cuerpo? ¿Si pudiéramos identificar en cada uno de qué grasas nos cuesta más deshacernos y cuáles quemamos rápidamente?
De eso se trata la nutrigenómica, que hoy está en plena etapa de investigación, y que permite determinar el nivel de los genes -a través de una muestra de sangre que se inserta en un chip- los polimorfismos relacionados con la quema de energía del organismo -proveniente de grasas, hidratos de carbono y proteínas-, y a partir de ese estudio, desarrollar una dieta individualizada según los requerimientos de cada cuerpo.

El futuro apunta a que se realice un examen simple y accesible al público general, para determinar una dieta de acuerdo con la estructura genética.

Novedades

Los alimentos funcionales son aquellos que naturalmente, por sus componentes, son capaces de prevenir enfermedades si son
consumidos en forma regular. Entre los más difundidos en los últimos años están: la soya, por ejemplo, que se ha comprobado que tiene propiedades anti cancerígenas, y ahora, también se ha asociado su consumo al control de peso y de la diabetes.

El aceite de oliva, que en su versión extra virgen tiene ácido oleico y fenoles, componentes que, se ha estudiado, ayudarían a prevenir el cáncer de mama.

Las moras, que por sus antioxidantes contribuirían a reducir la degeneración cerebral y prevenir enfermedades degenerativas como el mal de Alzheimer.

Los especialistas en nutrición reconocen que, si bien es cierto hay cada vez más personas preocupadas por alimentarse saludablemente y aprovechar los beneficios de los alimentos, la nutrición funcional todavía no se ha convertido en un estilo de vida como en Japón, donde forma parte de la política gubernamental.

Sin embargo, la industria de la alimentación ha dado un paso adelante: además de promover abiertamente los alimentos naturales con propiedades funcionales, también está produciendo una generación de alimentos reforzados con proteínas y nutrientes que cumplen esta misma utilidad. Son los llamados "nuevos alimentos funcionales", que, en futuro cercano, serán la mejor forma de incorporar suplementos nutricionales al organismo.

¿Qué falta? Optimizar la educación de las personas, para que los consuma y salga de la comida chatarra.
Este año, una de las novedades son las bífido-bacterias, bacterias que se han identificado en la leche materna y que son responsables de la flora intestinal normal en el ser humano desde el nacimiento. En la vida moderna, estas bífido-bacterias no han encontrado un escenario para sobrevivir, por la forma aséptica con la que se producen todos los alimentos industriales.

¿El resultado? El aumento de las alergias provenientes de la ingesta alimentaria y de los diagnósticos de intolerancia a la lactosa, especialmente en niños. Por eso, la industria está incorporando las bífido-bacterias a las leches infantiles: se espera que con este ingrediente se equilibre la flora intestinal y los niños tengan menos enfermedades.

Los estanoles -el colesterol o lípidos producidos por las plantas- son otro ingrediente que promete hacerle frente al colesterol LDL o colesterol "malo" que se almacena en el cuerpo humano. Incorporados al organismo, estos estanoles "compiten" con el colesterol LDL por la absorción en el intestino delgado, permitiendo que entre hasta un 13 por ciento menos de colesterol malo al torrente sanguíneo.

Este año, hay varias marcas de yogur que los han incluido en su fórmula, especialmente recomendada para dos grupos: los niños con problemas de colesterol y las embarazadas. Intopress

Alimentos de salida

En un principio, ningún alimento debería estar prohibido para las personas sanas y de peso normal, pero de acuerdo con la situación nutricional de cada país, hay alimentos que, de a poco, deberían ir desapareciendo de la dieta habitual:

***Bebidas endulzadas con azúcar: Se recomienda retrasar lo más posible la introducción de los niños en el consumo de azúcar, y usar con moderación en ellos los endulzantes, o bien comer los alimentos de forma natural.

***Leche entera: La grasa de la leche debe eliminarse de la dieta humana a partir de los dos años de edad: se asocia a obesidad, obstrucción de las arterias y a cáncer, por la cantidad de grasas saturadas

**Pan blanco: El pan blanco está hecho con harina refinada, que tiene un índice glicémico más alto. El pan integral posee las mismas calorías, pero agrega, además, fibra, que debería ser obligatoria en la dieta.

**Grasas trans: Estas grasas son las que se utilizan para prolongar la vida útil de algunos alimentos, pero a costa de la salud humana: aumentan el colesterol malo (LDL) y disminuyen el colesterol bueno (HDL).
En los últimos años, se ha logrado eliminarlas de las margarinas, pero los alimentos preparados para merienda para los niños los siguen incorporando.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Contra la obesidad infantil

Luego de la implementación del reglamento que propuso el DIF Estatal para la operación de las cooperativas de las escuelas, ha habido renuencia por parte de quienes las operan; "no se han podido romper las barreras en todas partes", reconoció el médico de profesión, tras comentar que, sin embargo, han contado con el respaldo de los padres de familia a través de la Asociación Estatal de Padres de Familia.

EL CAMBIO NO SERÁ DE LA NOCHE A LA MAÑANA "La lucha contra la obesidad no se va a ver de la noche a la mañana porque se necesita una educación en el cambio de hábitos dietéticos; si hay niños gorditos ahorita, no significa que a la semana van a estar flacos", aclaró Forunier Drew.

"La idea es ir dando una educación al niño para que sepa cuáles son los alimentos que le hacen bien y mal", dijo.

En cuanto a los productos que se venden en las cooperativas, defendió que no es cuestión de marcas -evitó satanizar marcas-, sino que se refirió al hecho de que una práctica común es la adulteración de los productos, es decir, que de un refresco de dos litros, los encargados de las cooperativas lo "hacía rendir" echándole un litro de agua de la llave para que les quedara más dinero, expuso el servidor público estatal.

Es por lo señalado en el párrafo anterior que los encargados de las cooperativas se mostraron renuentes a colaborar con las autoridades de Salud, Educación y del DIF Estatal, pues éstos eran directivos, maestros o familias que tenían años haciéndolo y ganando dinero de esa manera, insistió el Director del DIF Estatal.

CAPACITACIÓN A MAESTROS

Se busca que la mentalidad de los niños cambie, pero debe haber alguien que se encargue de educarlos en ese sentido, es decir, promover la sana alimentación y cuidar de su cuerpo; por ello es que, a la fecha, se ha capacitado a más de dos mil maestros. "Hemos capacitado a profesores de 12 municipios a través de pláticas, y estamos por ver los resultados", sostuvo el entrevistado.
Por su parte, la Secretaría de Salud ha señalado las irregularidades que se cometen, mientras que las autoridades de Educación han dado el respaldo total a ésta e igualmente el DIF Estatal, insistió.

En cuanto al entrenamiento que debe haber hacia los maestros y padres de familia, el funcionario destacó que un aspecto que se debe tener en cuenta es que las niñas de entre quinto y sexto grados de primaria embarnecen y esa situación es normal y natural.

"Las niñas de esos grados sufren cambios morfológicos, por ello es importante entrenar a los padres de familia y a los maestros, reiteró.

"Es importante hacer que la mentalidad de los niños cambie y en cuanto a la participación de los padres, se registra una apatía entre el 25 al 30 por ciento, que demuestran un nulo interés".

Repercusión
Según la Secretaría de Salud del Gobierno Federal, la diabetes mellitus causa 60 mil muertes al año en México.

Paciencia
Las acciones que se están implementando para combatir el sobrepeso no tendrán un resultado inmediato, advierten.

Problema de salud

En la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) que se realizó en el 2006, Durango ocupó el cuarto lugar de todo el país en obesidad en adultos y adultos mayores; paradójicamente, el estado se encuentra en el lugar 23 del país en obesidad en niños y adolescentes, lo que revela que es después de los 20 años cuando la población duranguense comienza a engordar, según se informó en la edición del 2 de septiembre de El Siglo de Durango.

En los últimos diez años el sobrepeso se incrementó 78.4 por ciento y las cifras sobre la obesidad son aún más reveladoras, pues México pasó del 9 al 24 por ciento, lo que representa un incremento casi del triple (159 por ciento).

La prevalencia de sobrepeso y obesidad en adultos de Durango es del 74.6 por ciento, lo que representa un promedio superior al nacional y que coloca a la entidad en el cuarto sitio del país. Esto se plasma en que 329 mil adultos duranguenses mayores de 20 años de edad padecen sobrepeso; mientras que otros 303 mil 900 son obesos.

Obesidad en adolescentes elevaría riesgo de esclerosis múltiple

El riesgo que tiene una mujer de desarrollar esclerosis múltiple (EM) en su vida se duplica si fue obesa a los 18 años, indicó una investigación.

La EM es una enfermedad del sistema nervioso central que afecta a medio millón de personas en Estados Unidos y de la que se diagnostican 10.000 nuevos casos por año.

"Este es el primer estudio que asocia la EM con la obesidad", dijo a Reuters Health la doctora Kassandra L. Munger, de la Escuela de Salud Pública de Harvard, en Boston.

Aunque no suele ser fatal, es una condición crónica impredecible sin cura conocida. Los síntomas -mareos, visión borrosa, alteración del habla, disfunción sexual, incontinencia, temblores, pérdida de la coordinación y debilidad- pueden ser muy discapacitantes durante un brote.

No es un mal común. Según Munger, las mujeres suelen tener una probabilidad en 100 de desarrollar EM en la vida, a diferencia de una probabilidad en ocho de tener cáncer mamario.

El equipo de Munger estudió a las participantes de los estudios Nurses' Health Study y Nurses' Health Study II, que duraron 40 años. Las participantes respondieron sobre el peso, la altura, el tamaño corporal, el tabaquismo, la actividad física y enfermedades.

Entre las más de 200.000 participantes, se diagnosticaron 593 casos de EM.

El estudio no halló una relación entre el riesgo de desarrollar EM y una masa corporal grande entre los 5 y 10 años de edad y en la edad adulta.

Pero la obesidad a los 18 años estuvo asociada con más del doble de aumento del riesgo de tener EM, mientras que un tamaño corporal grande a los 20 estuvo relacionado con un 96 por ciento más riesgo de padecer la condición.

Los resultados, publicados en la revista Neurology, resaltan la amenaza de la obesidad, dijo Munger. "Tenemos otra enfermedad asociada", añadió.

Los datos aportan también otro motivo para promover el peso saludable en los jóvenes.

"La prevención de la obesidad adolescente reduciría el riesgo de desarrollar EM", concluyeron los autores, que advirtieron sobre las limitaciones del estudio: nuevas investigaciones deben validar los resultados, que son sólo aplicables a las mujeres blancas.

"No existen motivos para creer que los mecanismos biológicos serían distintos" en los varones, dijo Munger, pero eso no se puede decir de las demás etnias.

Es posible que alguna protección genética en los afroamericanos y los asiáticos, que tienen una incidencia menor de EM, sea "más fuerte que la obesidad en el nivel de riesgo".

El peso no es el factor de riesgo más importante de la EM, precisó la autora. Los tres principales son de origen ambiental: infección con el virus de Epstein-Barr, deficiencia de vitamina D y tabaquismo.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Comida chatarra y refrescos, aún presentes en sitios escolares

La industria de alimentos chatarra y las compañías refresqueras han mostrado una fuerte resistencia a salir de cooperativas y tiendas escolares, pese a la creciente prevalencia de obesidad y sobrepeso en los niños.

En el tercer y último día del foro internacional de Obesidad Infantil se señaló que diversos estudios demuestran que en México la incidencia y prevalencia de la obesidad han aumentado de manera progresiva en los seis decenios pasados y de modo alarmante en las dos décadas anteriores, hasta alcanzar cifras en las que 30 por ciento de niños en edad escolar sufren estos trastornos.

En diversas intervenciones, se planteó que a los derechohabientes del IMSS se les ha proporcionado información fragmentada e incompleta sobre el tema; que los desayunos escolares del DIF tienen una alta densidad de calorías y que no responden a las necesidades alimenticias actuales; que la educación física en escuelas públicas es deficiente; no hay control de puestos de alimentos afuera de los planteles, y hay una fuerte resistencia de la industria de alimentos altos en grasas a salir de centros escolares.

En el foro, las especialistas e investigadoras Eulalia Garrido Magaña, del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI; Sonia Hernández, del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), y la nutrióloga Beatriz Boullosa analizaron dicha problemática.

Con diversos matices presentaron la realidad actual, donde el sobrepeso y la obesidad son la verdadera pandemia del siglo XXI, que afecta a casi el 70 por ciento de los mexicanos, y que de continuar esa tendencia, en 10 años alrededor de 90 por ciento de la población podría estar en esta condición, con los consecuentes impactos en el sistema de salud público.

Sonia Hernández, del INSP, habló de los resultados de un estudio sobre hábitos alimenticios y actividad física en las escuelas y subrayó que las autoridades educativas carecen de control sobre el comercio informal que se instala afuera de los colegios, y que regularmente venden alimentos chatarra. Indicó que en las cooperativas escolares no hay disponibilidad de alimentos recomendables, como frutas y verduras, ni siquiera agua para el consumo de los menores.

Garrido Magaña, del Siglo XXI, presentó algunos avances del programa Prevenimss, que cuando menos ha detenido el avance que tenía el sobrepeso y obesidad en adolescentes. Reconoció que por mucho tiempo la información a derechohabientes sobre este tema se dio de manera fragmentada e incompleta, y se seguían programas de moda que poco servían.

Boullosa habló sobre la actividad física en un mundo electrónico. Dijo que la obesidad está asociada al sedentarismo, producto del esquema de las condiciones de la vida urbana. Por ejemplo, en la población mexicana se estima que por cada hora que se ve la tv se incrementa 12 por ciento el riesgo de obesidad en niños de nueve a 16 años.

Desarrollan programa para combatir sobrepeso y obesidad infantil

Ante el creciente aumento de la obesidad infantil que se registra en México, especialistas del IPN desarrollaron el Programa Multidisciplinario para la Reducción de Sobrepeso y Obesidad en Niños de Edad Escolar.

La institución educativa precisó en un comunicado que el objetivo del programa es revertir las complicaciones de este problema de salud que afecta a 18 de cada 100 niños mexicanos, en edad de escolar de cinco a 11 años, de acuerdo con estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Precisó que según la OMS la obesidad se está comportando como una pandemia, al registrar cifras mayores a un billón de personas, y de esos, por lo menos 300 millones son clínicamente obesos, siendo el mayor contribuyente para el riesgo de padecer enfermedades crónico degenerativas.

Entre dichas enfermedades se encuentran la diabetes mellitus tipo 2, hipertensión, enfermedad vascular cerebral y ciertos tipos de cáncer.

Ante ello, los investigadores del Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS), Jesús Antonio Medina, Baldomero Morales Campos y Blanca Romero, desarrollaron el programa que hace énfasis en la cultura deportiva y la correcta alimentación para lograr un sano crecimiento físico, emocional y social del menor.

"Es urgente erradicar el sedentarismo y la poca cultura del deporte, de tal forma que se le dé importancia a la recreación, a la
actividad física y el juego para lograr un desarrollo sociocultural sano de nuestros escolares", advirtió Morales Campos.

Asimismo, explicó que la obesidad es una enfermedad crónica compleja y multifactorial caracterizada por un desequilibrio entre la ingesta de alimentos y el gasto energético, lo que conduce a la excesiva acumulación de grasa corporal.

El IPN expuso que el programa incluye siete puntos fundamentales para mejorar el estado de salud de los infantes, entre los que destacan la importancia de un buen desayuno, distribución de los nutrientes y características de una alimentación correcta en escolares.

Sobrepeso y obesidad se presentan a edades más tempranas

Bajar los kilos de más que tienen 7 de cada 10 mexicanos, representa uno de los mayores retos del siglo 21. Los más grave, dicen, es que el sobrepeso y la obesidad se presentan a edades cada vez más tempranas.

“Tiene 4 años y pesa 22 kilos y debe de pesar como 16 kilos o algo así”, expresó Ana María Salgado, madre de familia.

Casos como éste se repiten constantemente. A los 10 años, el nieto de doña Irene pesa 41 kilos, situación que ya complica su condición física.

“Se cansa mucho, se sofoca”, señaló Irene Meza.

Datos de la Secretaría de Salud (SS) revelan que 16% de los niños de entre 2 y 4 años tienen sobrepeso y 4 presenta ya obesidad. En el rango de 5 a 11 años el sobrepeso afecta a 26 de cada 100 niños y la obesidad a cerca de 9%, mientras que 32% de los adolescentes de 12 a 19 años padecen sobrepeso y 9 obesidad.

Las causas son fundamentalmente la falta de actividad física y los malos hábitos alimenticios.

Mercedes Juan López, presidenta de la Fundación Mexicana para la Salud, dijo: “por primera vez en la historia somos testigos de la rápida transición nutricional que se ha suscitado en el mundo, lo que está provocando un doble efecto nocivo: la presencia de desnutrición y al mismo tiempo de obesidad, que afecta principalmente a los niños”.

A las comidas ricas en carbohidratos y grasas saturadas se agregan las bebidas azucaradas, como jugos enlatados y refrescos. En promedio, los mexicanos consumimos 169 litros al año.

“Una buena parte de las calorías que consumimos los mexicanos, alrededor del 20% de la dieta vienen de calorías líquidas, para los cuales el ser humano no tenemos un mecanismo de ajuste. Esto quiere decir que las calorías líquidas que consumimos con los alimentos sólidos no nos crean saciedad”, comentó Mauricio Hernández Ávila, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, de la Secretaría de Salud.

Para reducir esta tendencia es necesario adoptar un estilo de vida saludable que incluya ejercicio y una dieta balanceada.

“Debemos hacer consciente a la sociedad de que las acciones para contrarrestar la obesidad infantil empiezan en la casa, deberán seguir en las escuelas y extenderse en el ámbito de la comunidad”, apuntó Mercedes Juan López.

La urgencia de acabar con este problema radica en el elevado costo que implica atender la obesidad y las enfermedades que de ella derivan.

“Los costos de obesidad han incrementado a 2.3 billones de dólares en el 2000 a 4.4 billones de dólares actualmente. Lo que lo constituye como el principal rubro de gasto y actualmente en un programa de salud en la Secretaría de Salud”, declaró Mauricio Hernández.

Son los costos que enfrenta el país con mayor índice de obesidad en el mundo, sólo después de Estados Unidos.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Siete alimentos que te harán más inteligente

Por EstiloHoy

Arándanos
Una dieta rica en esta fruta te permitirá una mayor motricidad y capacidad de aprendizaje. Los arándanos tienen la facultad de proteger el cerebro del envejecimiento. ¡Inclúyelos sobre todo en tu desayuno!

Almendras
La fenilananina que contienen las almendras tiene la capacidad de estimular al cerebro para que genere dopamina, adrenalina y noradrenalina, neurotransmisores que potencian el buen humor. Además contienen una gran cantidad de ribloflavina que potencia la memoria.

Pollo
Conocidos son sus beneficios para los músculos, pero el pollo también tiene propiedades maravillosas que nuestro cerebro agradecerá. Su gran concentración de vitamina B, ayuda a evitar estados de ánimo que inhiben nuestra capacidad intelectual, como la depresión.

Yogurth natural
La tirosina, aminoácido presente en gran cantidad en el yogurth, aumenta la producción de dopamina y noradrenalina, a través de los cuales conseguirás una mayor concentración y tu memoria se incrementará.

Espárragos
Unos 125 gramos de espárragos contienen el 70% de la dosis diaria recomendada de ácido fólico, lo que se traduce, según científicos holandeses, en una mejora en la memoria de los adultos, además de rebajar en casi dos años la edad mental.

Cacao
Un estudio de la faculta de medicina de la Universidad de Nottingham (Reino Unido), demostró que el cacao es rico en flavanoles, que mejoran el riego sanguíneo hacia las células del cerebro y mejoran la función cognitiva facilitando la realización de complejas tareas mentales.

Kiwi
Con sólo comer uno al día, obtendrás más vitamina C de la que se recomienda en un día, protegiendo el cerebro de la acción de radicales libres, los cuales pueden causar pérdida de la memoria y una menor capacidad de reacción ante complejas tareas.

La obesidad baja 10 años la esperanza de vida: Salud

Por Ángeles Cruz Martínez, para La Jornada

El sobrepeso y la obesidad reduce hasta 10 años la esperanza de vida de las personas que lo padecen y tienen 60 años de edad, aseguró Mauricio Hernández Ávila, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Al participar en el Foro internacional sobre intervenciones en obesidad infantil, organizado por la Fundación Mexicana para la Salud, el funcionario de la Secretaría de Salud comentó que 12 por ciento de individuos de bajos recursos tienen diabetes por el sobrepeso.

Destacó la situación de los niños, 30 por ciento de los cuales tienen dicho problema, particularmente quienes tienen de 12 a 19 años, aunque está presente desde edades tempranas: 16.7 por ciento entre niños de dos a cuatro años, y 26.8 de los de cinco a 11.

Para México éste es el reto más importante a vencer, subrayó el funcionario ante especialistas nacionales e internacionales que participan en el foro. Mencionó que la atención del sobrepeso y la obesidad representa un gasto equivalente a 0.2 por ciento del producto interno bruto y en los siguientes años el porcentaje podría llegar a nueve.

De hecho, resaltó, estimaciones oficiales indican que entre ocho y 10 por ciento de muertes prematuras en México están relacionadas con el exceso de peso. En el recuento de cifras, Hernández Ávila mencionó que, en 2008, 46 mil familias sufrieron algún evento adverso por esa condición de salud, y destacó que la esperanza de vida se reduce de uno a cuatro años entre quienes tienen sobrepeso. La disminución puede ser hasta de 10 años en individuos con obesidad mórbida.

A escala nacional existen 7.3 millones de personas con diabetes, principal consecuencia del sobrepeso y la obesidad; empero, sólo 7.3 por ciento tienen diagnóstico médico. De continuar esa tendencia, en 2025 la cifra de afectados podría llegar a 11 millones.

Hernández Ávila admitió la problemática que significa que sólo 5.3 por ciento de diabéticos tengan buen control de sus niveles de glucosa, mientras en 94 por ciento está en un rango que va de pobre a malo. Las consecuencias son complicaciones, entre otras amputación de extremidades, ceguera e insuficiencia renal crónica.

El origen del problema se encuentra en los hábitos alimentarios. El subsecretario resaltó que 20 por ciento de calorías que consumen los mexicanos provienen de refrescos y jugos. Dijo que el país es el segundo consumidor de estos productos, después de Estados Unidos.

El virus H1N1 no ha mutado, según OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que las muestras preliminares analizadas de pacientes con influenza humana en Ucrania no revelan cambios significativos o mutaciones del virus AH1N1.

En días recientes se dieron versiones sobre una posible mutación en personas infectadas en Ucrania, que daba paso a una nueva variante de la influenza humana, lo que hubiera significado poner en duda la utilidad de la vacuna que ya ha comenzado a ser entregada en diversos países.

Gregory Hartl, portavoz de la OMS y experto en la pandemia, declaró a la prensa que el virus no ha mutado y que “todas las muestras son muy similares al AH1N1; no se han registrado cambios en el virus”.

En su reporte, la OMS reveló que el virus es similar al que se utilizó para la producción de la vacuna contra la pandemia de la influenza, lo cual “reconfirma la eficacia de la vacuna en estos momentos”.

De acuerdo con las autoridades sanitarias ucranianas, la cifra de muertos por la epidemia de gripe alcanzó 315, aunque apenas se confirmaron 16 fallecidos por el virus AH1N1.

Asia eleva reserva de tratamientos

Por otra parte, Asia recibirá una reserva de 500,000 tratamientos para la influenza humana en abril del próximo año para mitigar cualquier carencia en la región, reportó un funcionario de la agencia japonesa donante Japan Trust Fund.

Estas reservas se mantendrán en Singapur e incluirán 400,400 tratamientos de Tamiflu, fabricado por Roche y 100,000 de la medicina antiviral Relenza de GlaxoSmithKline.

Los suministros tienen un valor de 18 millones de dólares y son financiados por el Japan Trust Fund.

Embarazadas, el grupo más vulnerable ante el A H1N1

La influenza humana ha cobrado cinco vidas de mujeres embarazadas o en la etapa del puerperio (cuarentena) en Jalisco.

Tras la sesión de ayer del Comité Estatal de Seguridad en Salud, misma que encabezó el Gobernador del Estado, Emilio González Márquez, se llegó a la conclusión de que son las mujeres en etapa de gestación el grupo más vulnerable para padecer y morir por el virus A H1N1, por lo que también serán las primeras en recibir la vacuna contra la enfermedad, en diciembre próximo, indicó el secretario estatal de Salud, Alfonso Petersen Farah.

“Reconocemos que cinco mujeres murieron como consecuencia de una enfermedad respiratoria, asociada directamente a la influenza A H1N1. Tenemos registradas a otras cinco que murieron por una enfermedad respiratoria grave”.

Aunque a estas últimas no se les tomó la muestra para confirmar el virus en su cuerpo, es probable que la causa de su muerte fuera la influenza humana, subrayó el secretario, pues la alta mortalidad por enfermedades de las vías respiratorias severas en embarazadas no se presentaba anteriormente.

De las 10 mujeres fallecidas, seis de los bebés que esperaban o que dieron a luz fallecieron.

El motivo por el que las cinco mujeres no se muestrearon para confirmar la presencia del virus A H1N1, fue por incumplimiento de la disposición sanitaria, aún cuando estaban hospitalizadas.

A nivel mundial, la mortalidad por influenza humana en embarazadas representa 8%, debido a que en esta etapa, el sistema inmunológico de la mujer es más frágil y las enfermedades pueden afectar en mayor proporción.

Otro de los acuerdos de la reunión, fue que el muestreo para detectar el virus se lleve a cabo en el 100% de los pacientes hospitalizados, pero sólo al 10% se le hará también un perfil de enfermedades virales para descubrir otros virus o bacterias que pueden agregarse al cuadro.

En el caso de las personas que requieran de atención ambulatoria, el Comité decidió que la prueba confirmatoria de A H1N1 se hará sólo en 10% de los pacientes; de éstos, 10% recibirá el perfil viral.

¿A quién se aplicará la vacuna?

1.- Mujeres embarazadas.
2.- Personal de salud que tenga contacto con niños.
3.- Niños menores de 23 meses, que tengan factores de riesgo.
4.- Personas de hasta 65 años con factores de riesgo (diabetes, obesidad, asma bronquial, entre otros).

Acuerdos del Comité

Reforzar el mantenimiento de filtros sanitarios.
Evitar la presencia de enfermos de vías respiratorias en el trabajo y escuelas.

Se pide al Ejecutivo realizar una campaña masiva de comunicación en materia de prevención.

Solicitan el permiso de autoridades educativas para que los niños lleven una chamarra extra a la escuela para protegerse del frío.
Piden a la población reforzar el lavado de manos constante y evitar cambios bruscos de temperatura.

Se informó que Jalisco cuenta con 65 albergues en la Zona Metropolitana de Guadalajara y otras regiones del Estado.

Y para proteger del frío a las personas en situación de calle, se distribuirán 40 mil conjuntos deportivos y bufandas, así como 22 mil cobijas.

Para saber

La Secretaría de Salud Jalisco confirmó ayer el registro de 96 casos nuevos de influenza humana. El acumulado llega a tres mil 409 contagios.

También se informó de 11 nuevos reportes de influenza estacional, para sumar mil 130.

Respecto al número de muertes, confirmó tres fallecimientos más ocasionados por el virus A H1N1. En total, suman 54 decesos.

Por influenza estacional no se tuvo nuevo reporte. Las muertes continúan en 14.

¿Y el dengue?

Aunque se decía que a partir de noviembre comenzaría una disminución en los casos de dengue, la transmisión del virus continúa en Jalisco, principalmente en Guadalajara y Puerto Vallarta.

La Secretaría de Salud Jalisco confirmó 209 casos nuevos del virus en su tipo clásico, así como 46 en su variante hemorrágica, que aparecieron durante la semana epidemiológica número 44 (del primero al cuatro de noviembre).

Esto hace que la Entidad permanezca en el cuarto lugar a nivel nacional por número de casos, sólo por debajo de Veracruz, Nayarit y Guerrero.

Con el nuevo reporte, Jalisco llega a tres mil 237 contagios de tipo clásico y 586 del hemorrágico.

BIENVENIDOS

SHM | Vitarbol trata de hacer una transición estratégica del tratamiento hacia la prevención. Nuestros principales objetivos son fomentar la prevención y mejorar el desempeño del ser humano, tanto físico, como mental. Se trata de lo que usted puede hacer cuando se siente bien, para asegurarse de seguir sintiéndose así, por mucho tiempo más y, con ello, tener la capacidad y energía para lograr todos sus propósitos.

Vitarbol opera desde México y provee información gratuita a toda la región de América Latina, España y comunidades de habla hispana de Estados Unidos.

Licencia de Creative Commons

Nota Especial

Los anuncios colocados por Google no son responsabilidad ni reflejan la opinión de Vitarbol. Tampoco nos podemos hacer responsables de la seriedad de los productos ni de los servicios de las empresas que se anuncian (Especialmente de la Propaganda de los Partidos Políticos).

Gracias.