lunes, 13 de julio de 2009

Nueva tendencia para adelgazar...

Por Claudia Durán, médica especialista en Nutrición.


Durante décadas, la relación con los kilos de más se planteó como una guerra, una larga cadena de batallas en las que el triunfo y la derrota (expresados por una impiadosa balanza) estaban estrechamente ligados a la voluntad, al sacrificio y, sobre todo, a la capacidad de privarse de aquello que nos gusta.

Sin embargo, las nuevas tendencias en materia de nutrición cuestionan este abordaje y aseguran que el modelo de las dietas súper restrictivas y los alimentos satanizados no sólo fracasó, sino que derivó en una epidemia de obesidad. Hoy, se considera que no hay peso saludable sostenido sin habilitar el placer cotidiano en la alimentación, sin una relación más amigable con el propio cuerpo y sin un replanteo de los hábitos que nos entregan al sedentarismo y la "vida chatarra".

La mejor prueba de que el modelo de las dietas restrictivas fracasó es el ejército de dietantes (personas que van de dieta en dieta) gordos que hay en el mundo. Está demostrado que privarnos del placer estresa y genera mayor deseo de todo aquello que evitamos.

Las dietas, tal como las concebimos hasta ahora, no funcionan: privarnos de aquello que deseamos sólo prepara para el fracaso. Basta con ver las estadísticas: el 60% de la población mundial tiene sobrepeso. El nuevo modelo promueve pequeños cambios de estilo de vida sostenidos en el tiempo y un abordaje 'no dietante', basado en la legalización del placer y en el objetivo de alcanzar el mejor peso posible y no el que la cultura dicta como ideal. Uno debería tratar de ser la mejor versión de sí mismo, y no otro. No debemos seguir odiando nuestros cuerpos.

Una cultura que eleva el modelo estético "Barbie" no ayuda, y somos responsables de haber arrancado al alimento de su lugar primario y original: la nutrición, el placer y la socialización. Nuestro silencio respecto al hecho de que nacemos con derecho a comer y a sentir placer en ese acto avala la satanización de muchos alimentos y convierte la comida en algo ilícito. Aquello de 'cerrá la boca y andá al gimnasio' no sirve. Por hambrear a la gente terminó ganando la obesidad.

Es el único planteo que sirve para bajar de peso y sostenerlo: el cambio de hábitos y el largo plazo. Lo de la dieta de hambre por un período acotado fracasó; lo de 'no sirvo para nada, rompí la dieta', se terminó. Comiendo bien, sanamente, e incluyendo todos los alimentos, se puede adelgazar. Un plan para bajar de peso puede incluir cremas, chocolates y alcohol. En su justa medida y en función de cada caso, un planteo nutricional saludable no debe siquiera evitar el kiosco: basta con aprender a elegir qué comprar. Si uno muere por el chocolate, una golosina de 25 gramos (por ejemplo un chocolate), engorda lo mismo que una manzana. Lo importante es organizar una rutina de alimentación.

Aun en el caso de personas obesas, la dieta de hambre no sirve, porque el "efecto rebote" se repite casi sin excepciones. Las dietas están hechas para romperlas: son una invitación al descontrol. Es necesario empezar a discriminar el sobrepeso que afecta la salud de lo que podríamos llamar 'obesidad cultural', ligada a los estrictos cánones de belleza vigentes. Cada uno tiene un peso de tendencia: la búsqueda del 'peso ideal' debería ser el mejor 'peso posible', comiendo con moderación y siendo activo.

El nuevo paradigma no reduce los objetivos a la pérdida de peso, ya que tan importante como adelgazar es mejorar las enfermedades asociadas al sobrepeso y la obesidad. La balanza importa, claro, pero no más que el "estado de situación" que alumbran los análisis clínicos y no más que la calidad de vida que regala un cuerpo saludable.

Se trata de "verse bien" y, sobre todo, de "sentirse bien", combo que podría resumirse en el concepto de "bienestar", un marco que incluye el disfrute y lo vuelve indispensable.

Se puede adelgazar y tener un cuerpo cómodo y sano sin caer en el dietismo crónico ni en los trastornos alimentarios. El alimento es un placer primario que no deberíamos perder. Las sociedades que conservan ese lugar para la alimentación tienen una prevalencia de obesidad menor. Los franceses, por ejemplo, reyes de lo gourmet y de una cultura culinaria basada en 'poco, pero bueno', tienen sólo 10% de obesidad en la población adulta. No es desde la privación que se le gana al sobrepeso. Ya no.

Alimentación rica en Omega 3 disminuye la agresividad y hostilidad en los niños

Durante los últimos años el componente alimenticio Omega 3, ha salido a relucir públicamente gracias a la gran cantidad de beneficios que tiene su consumo tanto en grandes como en chicos, pero ahora se descubrió una bondad extra dirigida a los más pequeños.

omega3 Un estudio científico donde se trabajo con grupos de niños sometidos a las mismas situaciones y en el cual la mitad de los chicos recibió una alimentación rica en ácidos omega 3, descubrió que el grupo que los consumió afrontó mejor las situaciones estresantes, controlando comportamientos agresivos y la hostilidad ante sus pares al presentarse conflictos.

Otro punto donde también se reconoció los beneficios del Omega 3 fue en los chicos que padecen de déficit atencional, los que al recibir suplementos que lo contienen demostraron una mejoría en el control de impulsos y por ende en su capacidad de concentrarse.

El Omega 3 es un acido graso esencial dentro de la alimentación humana. Se le puede hallar en concentraciones más altas dentro de alimentos como el salmón, sardinas, semillas de calabaza, entre otros.

Muchos de los alimentos procesados que compramos en el supermercado, vienen también suplementados con el compuesto. Generalmente se le haya en preparados de soya, leche, productos elaborados en base a huevo como la mayonesa, entre otros.

Pero lo ideal es su consumo directo en pescados, por lo que se recomienda que los chicos los coman al menos dos veces por semana. Si el niño es reacio a aceptar el pescado, podemos hablar con el pediatra y consultarle acerca de cómo suplementar su alimentación con Omega 3.

Buscan prohibir venta de refrescos a menores

Por Christian Solorio para Tabasco Hoy

Ante el alto índice de obesidad infantil que registra el 50 por ciento de los niños en Tabasco, como consecuencia del consumo indiscriminado de bebidas gaseosas y alimentos chatarras, que han detonado la aparición prematura de problemas de diabetes mellitus, el Instituto de Nutrición Infantil de Tabasco (INFANTA) anunció que enviará al Congreso del Estado una iniciativa para reformar la Ley de Salud del Estado para prohibir la venta y consumo de bebidas embotelladas en niños y adolescentes.

Julio César Ceballos Trujeque, presidente de esta agrupación, reconoció que la obesidad infantil en Tabasco se ha convertido en un grave problema de salud pública, incluso superior a la Influenza A H1N1, pues de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 el 32.7 por ciento de los adolescentes y el 26.2 por ciento de los niños en edad preescolar tienen serios problemas de sobrepeso y obesidad.

De ahí que la propia Secretaría de Salud reconoció que 6 de cada 10 niños y adolescentes tabasqueños tienen graves problemas de obesidad y sobrepeso; mientras que 7 de cada 10 adultos están en esta condición que han detonado enfermedades crónico degenerativas como diabetes e hipertensión arterial, los cuales se han agravado a un más debido a la falta de actividad física.

Asimismo, reportes del Hospital del Niño señalan que de cada 10 niños que son atendidos en ese nosocomio 5 ó 6 ingresan con problemas de sobrepeso y obesidad, situación considerada alarmante toda vez que en los últimos años este problema se ha replicado en la mayoría de la población infantil tabasqueña en edad escolar, debido principalmente a la mala nutrición que reciben en sus hogares.

Ceballos Trujeque agregó que la Organización Mundial de la Salud en su último informe expuso que investigaciones realizadas determinaron que una de las claves del incremento de la obesidad entre los mexicanos ha sido la ingesta de alimentos densos de energía con alto contenido de grasas y azúcares, los cuales se obtienen de los refrescos, pues el riesgo de volverse obeso incrementa un 60 por ciento por cada 240 mililitros que consume un niño o niña al día.

“El consumo de bebidas carbonatadas se ha incrementado de manera significativa de ahí que actualmente México ocupe el primer lugar mundial en consumo de refrescos, pues de 97.9 litros al año por persona que se consumían en 1998, en el 2008 la cifra pasó a 154 litros por mexicano al año; es decir en 10 años el consumo de refrescos aumentó 56 litros más por cada mexicano”, reveló.

Ante esta situación expuso que el Instituto de Nutrición Infantil de Tabasco ya se encuentra preparando una iniciativa de ley para reformar la Ley de Salud del Estado de Tabasco que entre otras propondrá prohibir la venta y consumo de bebidas embotelladas en los niños y adolescentes además de retirar tanto de los planteles educativos así como de instituciones educativas y de salud la instalación de maquinas expendedoras de refrescos embotellados y alimentos chatarras.

AUMENTAN LOS GORDITOS

Alarmante la cifra de obesidad infantil en Tabasco

26.2% de los niños en edad preescolar tienen problemas de obesidad
32.7% de los adolescentes está en la misma situación
70% de los adultos tiene problemas de sobrepeso
6 de cada 10 niños tabasqueños tienen sobrepeso y
7 de cada 10 adultos

Fuente: Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006

Complican la salud charlatanes estéticos

Por Karla Torres, para Tabasco Hoy.

Lugares como salones de belleza o spas que ofrecen procedimientos estéticos y que están manejados por personal no certificado han aumentado vertiginosamente en los últimos dos años, aseguran los especialistas.

¿Las consecuencias? Amargas experiencias de personas que al acudir a estos lugares a recibir algún tratamiento han sufrido infecciones, deformaciones y reacciones alérgicas. Todo por no ponerse en manos de un médico calificado y certificado.

Héctor Ramírez López, presidente del Colegio Noreste de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva, asegura que en los últimos dos años son cada vez más los pacientes que acuden con los cirujanos plásticos a atenderse por complicaciones provocadas por inyectarse aceites en lugar de bótox, por ejemplo.

"A veces no son complicaciones, sino reacciones comunes del organismo, que alguien sin credenciales no puede manejar. El ir con un médico te da la tranquilidad de que puede lidiar con cualquier reacción de tu cuerpo", indica el cirujano plástico titular del Colegio Noreste de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva que agrupa a más de 100 especialistas de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas.

El número de pacientes que llegan a los consultorios de los cirujanos plásticos luego de un procedimiento estético fallido ha aumentado considerablemente en los últimos dos años, asegura Ramírez López.

"Ha habido una alza como de un 20 por ciento en las complicaciones, es una taza bastante alta. A nuestros pacientes base ahora se les agregan éstos que acuden con charlatanes y que tienen reacciones adversas", dice el cirujano plástico.

Con él coincide Ruby Ramírez Robles, cirujano plástico certificado por la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva A.C., quien señala que la charlatanería es cada vez más común.

"Desafortunadamente ofrecen cosas que están poniendo el riesgo de la salud. Ahorita estamos viendo como anuncian, por ejemplo, aumento de glúteos, en una sesión, sin cirugía, sin inyecciones, garantizado, y eso es magia y la magia no existe", dice el especialista.

Complicaciones comunes

Es común que cientos de pacientes acudan al médico después de un procedimiento realizado de forma inadecuada, señala Jorge Ocampo Candiani, jefe del departamento de dermatología del Hospital Universitario.

Los procedimientos estéticos en los que los malos manejos son más frecuentes son los que tienen que ver con rellenos: inyecciones con sustancias desconocidas para aumentar glúteos o disminuir abdomen, aceites extraños para quitar arrugas o quemar grasa, o líquidos no aprobados para engrosar los labios .
"Podemos ver desde irregularidades en la piel, hasta abscesos, infecciones y destrucción de la grasa de la persona", dice Ocampo Candiani.

Otras complicaciones que se pueden presentar si se acude con médicos y productos "piratas" son reacciones de hipersensibilidad aguda, abscesos, infecciones, adelgazamiento de las capas de la piel, necrosis local y hasta rechazo generalizado con efectos en otros órganos.

Ramírez Robles asegura que esta situación es muy delicada pues las consecuencias pueden ser irreversibles y, a veces, hasta fatales.

"Muchas veces no se pueden corregir. Llegan casos de cirugías hechas por alguien que no es cirujano con resultados muy malos o de inyecciones que no sabemos ni que se están inyectando", señala.

"La idea nuestra es que ellos conozcan con quién van, qué es lo que les están poniendo. Un médico reconocido les va a enseñar qué es lo que les ponen o les inyectan con todas las aprobaciones de la FDA", dice Ramírez López.

La FDA es la agencia del Gobierno estadounidense que regula los alimentos, suplementos alimenticios, medicamentos, cosméticos, aparatos médicos, productos biológicos y productos hemáticos.

Cuidado con los implantes

Esta problemática no solamente corresponde a los lugares sin certificación médica que ofrecen tratamientos para aumentar glúteos o rellenar arrugas, sino también en consultorios de "supuestos" médicos.

Actualmente, el aumento de implantes "piratas" o de segunda mano provenientes de Brasil, Tailandia, o China está a la orden del día y hay que tener precaución a la hora de elegirlos, dice Francisco Wolberg, miembro del Colegio Noreste de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva.

Si una persona desea ponerse algún tipo de implantes, como de senos, glúteos o pantorrillas también tiene que verificar su calidad, aseguran los especialistas, sólo así evitará problemas futuros.

"Es muy importante platicar sobre la calidad de los implantes, si están hechos en Estados Unidos y si están aprobados por la FDA", dice Wolberg.

"Deben pedirle al doctor que les dé la garantía de los implantes, los de alta calidad tienen un certificado, y se lo debemos dar a la paciente porque son garantía de por vida. Son pocas las marcas que tienen estos certificados", señala.

La base para un procedimiento o una cirugía segura y exitosa no es otra más que la de ponerse en manos de un experto, coinciden los especialistas, sólo así se obtendrán los resultados esperados, pues lo barato puede tener un precio muy alto.

"No dejen engañar por médicos que ofrecen precios mucho más baratos que otros médicos certificados", alerta Wolberg.

"Hay que ir con un doctor que tenga reputación. No crean en los doctores que andan de una ciudad a otra operado gente, eso no es bueno, ningún doctor que esté lleno se va a operar a alguien, más bien los pacientes vienen", reflexiona.

Amargas experiencias

Al intentar aumentarse glúteos, disminuir abdomen o quitarse arrugas, muchos pacientes enfrentan amargas experiencias por manejos mal realizados. Éstas pueden ser las consecuencias si no se acude con profesionales:

* Irregularidades en la piel
* Abscesos en los tejidos
* Pérdida de la grasa corporal
* Infecciones
* Quemaduras
* Hipersensibilidad aguda
* Adelgazamiento de las capas de la piel
* Necrosis en la zona intervenida
* Rechazo generalizado con daños a otros órganos


Pide credenciales
Para protegerse de charlatanes y prevenir reacciones adversas por malos manejos, los especialistas recomiendan:

* Ir siempre con un médico certificado, ya sea dermatólogo o cirujano plástico.
* No sentir pena de preguntar al especialista sus años de experiencia, títulos y credenciales.
* Nunca someterse a algún procedimiento en salones de belleza, hoteles, casas habitacionales o comerciales, salas de estética o spas que no cuenten con la regulación sanitaria pertinente.
* Pedir al médico que informe sobre las sustancias o inyecciones que aplicará y que cuenten con la aprobación de la FDA.
* Preguntar sobre los posibles riesgos o reacciones adversas que puede haber durante o después del procedimiento.
* En el caso de los implantes, pedir al médico que entregue la garantía, ya que los implantes de alta calidad tienen un certificado y están aprobados por la FDA.

BIENVENIDOS

SHM | Vitarbol trata de hacer una transición estratégica del tratamiento hacia la prevención. Nuestros principales objetivos son fomentar la prevención y mejorar el desempeño del ser humano, tanto físico, como mental. Se trata de lo que usted puede hacer cuando se siente bien, para asegurarse de seguir sintiéndose así, por mucho tiempo más y, con ello, tener la capacidad y energía para lograr todos sus propósitos.

Vitarbol opera desde México y provee información gratuita a toda la región de América Latina, España y comunidades de habla hispana de Estados Unidos.

Licencia de Creative Commons

Nota Especial

Los anuncios colocados por Google no son responsabilidad ni reflejan la opinión de Vitarbol. Tampoco nos podemos hacer responsables de la seriedad de los productos ni de los servicios de las empresas que se anuncian (Especialmente de la Propaganda de los Partidos Políticos).

Gracias.