martes, 30 de junio de 2009

A enfrentar el hambre

Que en pleno siglo XXI, como lo aseguró la FAO en días pasados, uno de cada seis seres humanos vivan con hambre es un motivo para sentir vergüenza e indignación, sobre todo cuando es sabido que Colombia -donde siguen muriendo niños por desnutrición o por causas asociadas a ella- aporta a esa estadística.

Infortunadamente, hasta los voceros naturales de la infancia en Colombia parecen ahora más dispuestos a centrar la discusión del problema en un asunto de cifras sobre fallecimientos -que en este caso oscilan entre cientos, según el Instituto de Bienestar Familiar, y miles, según la Unicef-, en lugar de preocuparse por lo que es evidente.Hasta hace no mucho, representantes de todos los estamentos sociales se rasgaban las vestiduras ante las denuncias de la muerte de niños por hambre en el empobrecido Chocó; el impacto real de los planes de choque de los que se habló para hacerle frente a esta tragedia no lo conoce el país. De hecho, semejante coyuntura ni siquiera ameritó que alguna autoridad se encargara entonces de hacer un diagnóstico general sobre el tema.

Este hubiera sido la base para la elaboración de políticas serias y la puesta en marcha de acciones urgentes, conducentes a evitar que los niños sigan padeciendo por la falta de alimentos. Además, evitaría que se cayera en diferencias estadísticas tan amplias. Hoy no es posible saber cuántos pequeños pasan hambre junto con sus familias, de qué tamaño es la afectación en su calidad de vida o cuántos años de vida saludables se pierden por culpa de la desnutrición.

Basta decir que, de acuerdo con la Asociación Colombiana de Pediatría, este problema de salud es responsable directo de la mitad de las enfermedades que causan la muerte de menores de 5 años. Cifras que no se alejan mucho de las conclusiones planteadas por la Encuesta Nacional de Situación Nutricional en Colombia (Ensin, 2005), el estudio más completo hecho hasta la fecha sobre nutrición en el país.

La encuesta encontró, por ejemplo, que el 40,8 por ciento de los 17.740 hogares estudiados presentan niveles de inseguridad alimentaria de leves a severos. Eso quiere decir que, al ser encuestados, dijeron no tener el dinero suficiente para garantizar la adecuada provisión de alimentos para todos los miembros del hogar. Esta misma situación fue manifestada por seis de cada diez familias de las áreas rurales. El hallazgo explicaría las deficiencias nutricionales que, de acuerdo con la Ensin, afectan a la primera infancia, sobre todo a los niños menores de 3 años.

En el país, 3 de cada 10 pequeños de 1 a 4 años de edad padecen anemia (signo directo de desnutrición), lo mismo que el 38 por ciento de los niños entre los 5 y los 12 años. El 33 por ciento de las mujeres en edad reproductiva, y el 45 por ciento de las gestantes, también tienen deficiencias de este tipo, lo cual influiría en el hecho de que el 53 por ciento de los bebés de un año de nacidos también sean anémicos.

Valga decir que en poblaciones con hambre y enfermas el impacto de las políticas dirigidas a ellas tiende a ser efímero. El desarrollo físico, psíquico, intelectual, afectivo y emocional de los niños depende en buena medida de que su organismo reciba una adecuada provisión de nutrientes. Negarles esa posibilidad equivale no solo a exponerlos a padecer peores problemas de salud, sino a someterlos a un desarrollo desigual que, en el futuro, se verá reflejado en la imposibilidad de salir de su estado de pobreza.

Lejos de toda consideración y de discusiones inocuas, es evidente que el país necesita con urgencia un plan serio, consistente y medible, dirigido a brindar seguridad alimentaria a todos los colombianos. De otro modo, es imposible hablar en serio de desarrollo.

¿En forma con sólo 6 minutos a la semana?

Los investigadores están buscando en los últimos tiempos si los seres humanos puede aumentar la resistencia si hacen sólo unos minutos de ejercicio intenso en lugar de horas


Hace unos años, investigadores del Instituto Nacional de Salud y Nutrición en Japón utilizaron ratas a través de una serie de pruebas de natación con resultados sorprendentes.

Estos investigadores pusieron a un grupo de roedores remando en una pequeña piscina durante seis horas, dividida esta larga sesión en dos períodos de sesiones de tres horas cada uno. Un segundo grupo de ratas con problemas cerebrovasculares comenzaron una lucha a través de breves pero intensos combates de natación. Después de 20 segundos, las ratas fueron recogidas del agua y pudieron descansar durante 10 segundos, antes de ser colocadas de nuevo en la piscina para otros 20 segundos de esfuerzo. Esta acción se podría repetir hasta 14 veces, un total de alrededor de cuatro minutos y medio de natación.

Un aumento de la resistencia en ambos casos

Después, los investigadores analizaron los músculos de las ratas y encontraron que, como se esperaba, las ratas que habían estado seis horas de nadando mostraron cambios moleculares y aumentaron su resistencia. Sin embargo, el segundo grupo de roedores, que hizo ejercicio durante menos de cinco minutos también mostró los mismos cambios moleculares.

Pero lo que los investigadores han estado buscando en los últimos tiempos es la de si los seres humanos, al igual que el segundo grupo de ratas, puede aumentar la resistencia si hacen sólo unos minutos de ejercicio intenso en lugar de horas. ¿Podría ser que la mayoría de nosotros estamos gastando más tiempo del que tenemos que tratar de ponernos en forma?

La respuesta para cada vez un mayor número de científicos es que puede ser que sí.

Plantas amazónicas contra Cáncer y VIH

Edwin Cevallos, oncólogo y radioterapeuta ecuatoriano, ha estudiado por más de veinte años una infinidad de variedades de plantas amazónicas y en ellas ha encontrado la capacidad para equilibrar el sistema inmunológico a nivel de las defensas, ayudando así a prolongar y a mejorar la calidad de vida de los enfermos de cáncer y sida, entre otras condiciones.

Un suplemento alimenticio

En los años 80 el doctor Cevallos creó un suplemento alimenticio natural llamado BIRM a base una variedad de plantas de la selva amazónica ecuatoriana, el cual en los últimos años ha generado mucha expectativa a nivel mundial luego de haberse demostrado mediante diversos estudios que ayudaba a enfermos con artritis, cáncer y sida a recuperar su nivel inmunológico normal permitiéndole de esta manera combatir la enfermedad.


“El BIRM es una alternativa natural que impide el desarrollo de tumores y células malignas, y genera apoptosis o muerte programada de las células, lo cual logra disminuir el número de células cancerígenas en el organismo”, explica el doctor Cevallos.

Casi tres décadas después, en 2007, el BIRM fue patentado en Estados Unidos, luego de comprobar que actúa sobre las defensas del sistema inmunológico nivelándolo y fortaleciéndolo según la necesidad que tenga el organismo.

Las investigacines han demostrado que el Biological Inmune Response Modulator (BIRM) permite mantener al sistema inmunológico en las mejores condiciones para cuidarlo y defenderlo de agresiones como por ejemplo las bacterias, virus, parásitos radicales libres y de los denominados oncogenes que son los precursores del cáncer. El efecto de este producto es inmediato y se le puede evaluar de uno a dos meses.

La Universidad de Miami, al conocer estudios preliminares de pacientes de cáncer que utilizaban el BIRM, también encontraron resltados positivos que fueron publicados en mayo del 2003 por la revista “Cancer, Chemotherapy and Pharmacology y más adelante el Departamento Nacional de Salud Pública de EU le otorgó a la Universidad de Miami $1.2 millones para apoyar la culminación de los estudios.

Así mismo, Cevallos ha presentado los avances científicos del BIRM en la Décima Conferencia Internacional de Sida en Japón, en el Congreso Mundial de Sida en Canadá y en el Primer Congreso Internacional del Cáncer de tratamientos alternativos en Madrid en el 2005, entre otras.

Guadalajara, Jalisco. México: Previenen enfermedades con buenos hábitos alimenticios

Fomentar entre niñas y niños buenos hábitos alimenticios, además de conocimientos básicos de nutrición, salud e higiene que puedan aplicar en su vida cotidiana y con ello prevenir la malnutrición, el sobrepeso y la obesidad, fue el principal objetivo del Proyecto de Orientación Alimentaria en Centros Escolares que el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Jalisco realizó, de febrero a junio del presente año, con el apoyo del Centro Universitario UTEG.

Si bien, los resultados definitivos de estos cuatro meses de trabajo se presentarán el próximo mes de octubre, en el marco del XII Seminario de Nutrición que se realizará con motivo del Día Internacional de la Alimentación, hoy se dio a conocer que con este proyecto se llegó a mil 200 menores, aproximadamente 600 padres de familia e igual número de docentes, en 17 municipios del Estado.

Durante la clausura del proyecto, el director General del Sistema DIF Jalisco, Felipe Valdez De Anda, recordó que las consecuencias médicas y psicológicas de la obesidad superan el presupuesto de la mayoría de las familias, por las complicaciones en la salud como el cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes mellitus, entre otras.

“Por ello en DIF Jalisco, además de apostar en resolver los problemas de desempeño escolar con nuestro Programa de Desayunos Escolares, queremos generar una cultura alimentaria, sobre todo en aquellas familias que cuentan pocos recursos”, afirmó.

Por su parte, la directora de Seguridad Alimentaria del DIF Jalisco, Martha Vázquez González, indicó que se trabajó en 29 planteles, 13 del nivel preescolar y 16 primarias, que ya “cuentan con el Programa de Desayunos Escolares, a través del Modelo Estatal de Nutrición Escolar, MENUTRE, por lo que la estrategia de Orientación Alimentaria es un complemento a las acciones que ahí se realizan”.

Durante la clausura del Proyecto se otorgaron reconocimientos a los 15 pasantes de la Licenciatura en Nutrición del Centro Universitario UTEG, quienes fueron los encargados de realizar las encuestas en las escuelas, capacitaron a los padres de familia y docentes en la preparación de alimentos, y diseñaron juegos dirigidos a los menores.

Los municipios participantes en el Proyecto de Orientación Alimentaria en Centros Escolares fueron San Juan de los Lagos, Teocaltiche, Unión de San Antonio, San Miguel el Alto, Arandas, Ocotlán, La Barca, Tizapán el Alto, Atemajac de Brizuela, Tecolotlán, Talpa de Allende, Ahualulco de Mercado, San Martín Hidalgo, Villa Corona, Zapopan, Tlajomulco de Zúñiga y Guadalajara.

BIENVENIDOS

SHM | Vitarbol trata de hacer una transición estratégica del tratamiento hacia la prevención. Nuestros principales objetivos son fomentar la prevención y mejorar el desempeño del ser humano, tanto físico, como mental. Se trata de lo que usted puede hacer cuando se siente bien, para asegurarse de seguir sintiéndose así, por mucho tiempo más y, con ello, tener la capacidad y energía para lograr todos sus propósitos.

Vitarbol opera desde México y provee información gratuita a toda la región de América Latina, España y comunidades de habla hispana de Estados Unidos.

Licencia de Creative Commons

Nota Especial

Los anuncios colocados por Google no son responsabilidad ni reflejan la opinión de Vitarbol. Tampoco nos podemos hacer responsables de la seriedad de los productos ni de los servicios de las empresas que se anuncian (Especialmente de la Propaganda de los Partidos Políticos).

Gracias.