martes, 20 de octubre de 2009

Las frutas más ricas en vitamina C

Algunas frutas exóticas poco o nada conocidas en nuestro país desbancan a las de cultivo tradicional por su contenido en vitamina C (ácido ascórbico). El kakadu, de origen australiano, es la primera del ranking. Le sigue el camu-camu, una fruta pequeña de origen sudamericano, y la acerola, una baya de color amarillo rojizo. Cualquiera de ellas contiene entre 20 y 100 veces más cantidad de este nutriente que las naranjas, referencia en la gastronomía por su riqueza vitamínica.

El ácido ascórbico es un nutriente cuyo aporte de vitamina C es excelente a través de la fruta cruda, al natural, con un mínimo de procesado. Las necesidades diarias rondan los 60 miligramos para una persona adulta sana, una cantidad que se suple al consumir una ración de cualquiera de las frutas más ricas en vitamina C.

Kakadu, la fruta australiana
El kakadu, de nombre científico "Terminalia Ferdinandiana", es una fruta originaria de Australia. Este árbol de hoja caduca esculpe junto con otras especies salvajes las planicies tropicales de la zona norte y occidental de este continente. Después de que científicos de la Unidad de Nutrición Humana de la Universidad de Sydney confirmaran su excepcional contenido en vitamina C, la fruta kakadu empieza a ser más conocida.

Este fruto puede contener hasta cinco gramos de vitamina C por 100 gramos de fruto, unas 100 veces más que una naranja. La segunda fruta más rica en este nutriente es el camu-camu. Su composición destaca por el alto contenido de folatos y de compuestos fenólicos antioxidantes, así como por su proporción de ácido elágico y gálico, que han demostrado propiedades similares.

Estos frutos tienen la forma de una almendra, puntiaguda, y el tamaño de una ciruela, de ahí que se les conozca como la ciruela kakadu. Son de color verde y en su interior contienen una semilla dura. La carne es comestible pero con un ligero sabor ácido y amargo, que deja en la boca un regusto poco agradable, similar a la cáscara de limón.

Los aborígenes elaboran con el kakadu una deliciosa mermelada que tiene aspecto gelatinoso cuando está cocida. Otro de sus usos culinarios es la elaboración de salsas y jugos.

Su extracto se suma a los zumos de Goji, açai, mangostán, arándanos, cerezas y granada, considerados los de mayor concentración de compuestos antioxidantes. La industria alimentaria estudia la viabilidad de fabricar zumos y helados o vender los componentes nutracéuticos obtenidos de la fruta, por su nivel extraordinario de ácido ascórbico natural, como base para el enriquecimiento de alimentos o bebidas. Diversas empresas de cosméticos en todo el mundo han lanzado una línea con extracto de kakadu como uno de sus ingredientes.

Frutas supernutritivas
El camu-camu ("Myrciaria dubia") es de origen sudamericano. Reúne hasta tres gramos de vitamina C por 100 gramos de fruta, unas 40 veces más que en la misma cantidad de naranjas. De forma esférica, con apenas tres centímetros de diámetro y 20 gramos de peso, se asemeja a una cereza.

Las acerolas ("Malpighia emarginata") son unas bayas exóticas que merecen mención también por su extraordinaria concentración de ácido ascórbico: de 695 a 4.827 mg por 100 gramos. El fruto es pequeño, con un diámetro de uno a cuatro centímetros y un peso que varía de dos a 15 gramos. La fruta en desarrollo tiene color verde y se torna amarilla y rojiza a medida que madura. La acerola se comercializa como fruta fresca y en zumos, mermeladas, helados, gelatinas y dulces.

Según datos suministrados por la Universidad de Sevilla y la Universidad do Vale do Itajaí, Santa Catarina (Brasil), es en este país donde las condiciones de suelo y clima son las más idóneas para su cultivo, de ahí que sea el principal productor mundial.

De las frutas de consumo que forman parte de la gastronomía tradicional española destacan por su contenido en esta vitamina las bayas como las grosellas negras (160 mg/100 g), la naranja (52 mg), las mandarinas (41 mg), el melón (23 mg), la nectarina (20 mg) y el pomelo (37 mg). De origen australiano también es el kiwi, que desbancó a la naranja como fruta rica en ácido ascórbico: aporta de media 70 mg de este nutriente por 100 gramos. Otras frutas tropicales ricas en vitamina C y cuya presencia en los mercados cada vez es más común son la guayaba (180 mg), el litchi (60 mg), el mango (44 mg) y la papaya (64 mg).

Necesidades diarias de Vitamina C
Las necesidades diarias de vitamina C para una persona adulta sana se estiman en 60 miligramos. Una única ración de cualquiera de las frutas mencionadas sirve para cubrir este requerimiento. Desde el punto de vista nutritivo, se debe insistir en la promoción del consumo de alimentos naturales como fuente de vitamina C, ya que está más biodisponible, por la sinergia que ejercen otros muchos compuestos del propio alimento, como el ácido cítrico, que potencia la acción orgánica de la vitamina.

La capacidad antioxidante de los alimentos se mide con el método ORAC (Capacidad de Absorción de Radicales de Oxígeno). El Departamento de Sanidad de los Estados Unidos (USDA) ha publicado una lista con los alimentos más antioxidantes, entre los que se encuentran las frutas citadas.

La publicidad es un factor clave en el aumento de la obesidad infantil

Ya se han obtenido los primeros datos del proyecto «Polmark», que impulsa la Unión Europea y que pretende contrarrestar el creciente problema de la obesidad en niños de hasta 12 años. En éstos se pone el acento en la influencia de la publicidad en televisión, seguida de Internet, en la obesidad y el sobrepeso entre los menores, y en la necesidad de reforzar la regulación.

Polmark son las siglas de “Assesment of Policy options for marketing food and beverages to children”, que podemos traducir como “Evaluación de las opciones de comercialización de alimentos y bebidas a los niños”. Se trata de un estudio científico de once países de la UE para medir la influencia de la comercialización de los alimentos y bebidas en la dieta infantil.

La investigación pone de manifiesto la existencia de divisiones entre los intereses económicos de industrias de alimentación y agencias de publicidad por un lado, y los intereses de la salud “objetivos”, defendidos por grupos de consumidores, organizaciones de familia y salud pública.
Los integrantes del equipo de estudio han analizado el estado de la regulación sobre la comercialización de alimentos y bebidas a la población infantil. Para ello, han estudiado toda la normativa vigente y anterior sobre la materia en los estados miembros de la UE y, de forma particular, en España.

Sin duda habría que regular legalmente la emisión de publicidad alimentaria, no ya sólo en casos que pueden llevar a confusión como los que hemos comentado hace poco con los preparados para controlar el colesterol, sino también en casos de publicidad engañosa y con todos aquellos alimentos que no son sanos, desde las bebidas azucaradas a las golosinas. Y es que, como ya hemos comentado, los hábitos alimenticios de los niños se ven cada vez más influenciados por la televisión y por los hábitos que tienen sus compañeros.

Por ello, la invasión de publicidad alimentaria negativa en horartio infantil es un punto clave sobre el que actuar para poner freno. Y es que incluso esta publicidad puede echar a perder el ejemplo que podamos dar los padres o la educación alimentaria que reciban en la escuela.

Las conclusiones definitivas de este estudio se presentarán el próximo mes de diciembre y serán trasladas al Libro Blanco dela Comisión Europea “Estrategia sobre el Sobrepeso y la Obesidad”, ya que Bruselas pretende reformular su estrategia en 2010. Estaremos atentos para ofreceros más datos acerca de la influencia entre la publicidad y la obesidad infantil, sin duda un punto imporatnte a tener en cuenta. Otro gallo cantaría si, como hemos dicho alguna vez, se publicitaran frutas y verduras con el mismo desembolso que dulces y comidas rápidas…

BIENVENIDOS

SHM | Vitarbol trata de hacer una transición estratégica del tratamiento hacia la prevención. Nuestros principales objetivos son fomentar la prevención y mejorar el desempeño del ser humano, tanto físico, como mental. Se trata de lo que usted puede hacer cuando se siente bien, para asegurarse de seguir sintiéndose así, por mucho tiempo más y, con ello, tener la capacidad y energía para lograr todos sus propósitos.

Vitarbol opera desde México y provee información gratuita a toda la región de América Latina, España y comunidades de habla hispana de Estados Unidos.

Licencia de Creative Commons

Nota Especial

Los anuncios colocados por Google no son responsabilidad ni reflejan la opinión de Vitarbol. Tampoco nos podemos hacer responsables de la seriedad de los productos ni de los servicios de las empresas que se anuncian (Especialmente de la Propaganda de los Partidos Políticos).

Gracias.