miércoles, 5 de mayo de 2010

TAREA DEL MEDICO NUTRICIONISTA Y EL PACIENTE CON SOBREPESO

Reconocer que se tiene una dificultad, pedir ayuda y aceptar el
acompañamiento profesional son los pasos indispensables para iniciar
la recuperación.
--------------------------------------------------------------

Por Claudia Durán, Médica especialista en Nutrición

--------------------------------------------------------------

El counseling nutricional tiene que ver con la experiencia de un
profesional para acompañar al paciente obeso o con desórdenes
alimentarios, en su proceso de recuperación.

No se trata simplemente de proveer un plan de alimentación
hipocalórico, sino de establecer una verdadera relación terapéutica,
un lazo con el paciente, que constituya el soporte necesario para
impulsar el cambio.

Esto, tiene que ver con el hecho que muchas veces, las personas obesas
"saben" qué tienen que comer y qué no, pero no pueden ponerlo en
práctica.

Para lograrlo, deberán confrontarse con sus creencias irracionales, o
mitos culturales que en muchos casos son erróneos tales como "para
bajar de peso hay que hacer pocas comidas al día" o "todos los cambios
deben hacerse de una vez" o "si no se logra en el primer intento se
trata de un fracaso" o "no puedo hacerlo".

El médico nutricionista, acompañará al paciente para encontrar vías de
canalización de las emociones que no sean autodestructivas, como la
del atracón o la del trastorno alimentario.


La persona que se compromete con un cambio en su estilo de vida,
comienza a redistribuir sus tiempos, organiza el trabajo y la vida
diaria de manera diferente, revisa su orden de prioridades y aprende a
decir no, cuando la demanda que recibe es excesiva.

El sedentarismo es una de las áreas de cambio. Una persona que
incorpora el movimiento a su vida cotidiana tiene mayor probabilidad
de recuperación que aquella que apuesta sólo al cambio alimentario.

Otra actitud que se trabaja, es el grado de autoexigencia. Las
personas con características de personalidad rígidas poseen
pensamientos de tipo polar (todo o nada, blanco o negro). Les resulta
difícil incorporar un plan de alimentación más flexible, que no
constituya una dieta en el sentido estricto del término.

Ayudar a incorporar un pensamiento con mayor flexibilidad, constituye
una vía fértil para modificar conductas.

Todo proceso de tratamiento individual es efectivo, cuando el
profesional logra comprometer al paciente en el cambio, reforzando el
compromiso con el tratamiento.

Se abarcan diferentes temas que incluyen: información sobre
nutrición, actividad física y las conductas compulsivas, beneficios
del movimiento, efectos del estrés en el estilo de vida, entre otros.

El paciente encuentra de este modo un espacio donde puede hablar de
las dificultades que se le presentan para lograr una alimentación
equilibrada, compartiendo experiencias, emociones y logros.

Cuando una persona desea recuperarse, deberá emprender un proceso
profundo de cambio, que incluya una reeducación alimentaria, trabajar
la imágen corporal, la relación con la comida, modificar creencias y
actitudes o sortear barreras físicas y mentales.

Por lo general, los pacientes llegan a la consulta con una larga
trayectoria de intentos para bajar de peso. Ya han entrado y salido de
varias dietas, en muchos casos con resultados positivos pero no con
cambios perdurables y sostenibles en el tiempo.

Son muchas las ocasiones en las que la decisión de bajar de peso
resulta de haberse confrontado con otras patologías asociadas a la
obesidad. Un pico de hipertensión arterial, una glucosa alterada, una
patología lumbar, constituyen señales del cuerpo que ya no pueden ser
ignoradas.

Seguramente el cuerpo emitió mensajes antes pero la persona los
ignoró, no escuchó con suficiente atención o simplemente jamás se le
ocurrió que podrían estar asociados al sobrepeso.

El médico nutricionista es quien conducirá al paciente a conocer y
develar las razones por las que ha sostenido en el tiempo el grado de
insatisfacción que produce el sobrepeso.

Confrontará al paciente con aquellas cosas que se esconden tras el
sobrepeso, estimulará las fortalezas y trabajará para revisar las
debilidades.

Reconocer que tienen una dificultad, pedir ayuda y aceptar el
acompañamiento profesional, son pasos iniciales muy importantes en la
recuperación.

BIENVENIDOS

SHM | Vitarbol trata de hacer una transición estratégica del tratamiento hacia la prevención. Nuestros principales objetivos son fomentar la prevención y mejorar el desempeño del ser humano, tanto físico, como mental. Se trata de lo que usted puede hacer cuando se siente bien, para asegurarse de seguir sintiéndose así, por mucho tiempo más y, con ello, tener la capacidad y energía para lograr todos sus propósitos.

Vitarbol opera desde México y provee información gratuita a toda la región de América Latina, España y comunidades de habla hispana de Estados Unidos.

Licencia de Creative Commons

Nota Especial

Los anuncios colocados por Google no son responsabilidad ni reflejan la opinión de Vitarbol. Tampoco nos podemos hacer responsables de la seriedad de los productos ni de los servicios de las empresas que se anuncian (Especialmente de la Propaganda de los Partidos Políticos).

Gracias.