jueves, 1 de octubre de 2009

Además de grave, la diabetes es costosa

Además de ser una enfermedad crónico degenerativa que acorta la calidad e incluso el tiempo de vida de quien la padece, la diabetes es una enfermedad muy costosa de sobrellevar.

Una persona que no cuenta con Seguro Social tiene que pagar entre siete y 10 mil pesos mensuales para atender su padecimiento, según constató la doctora María Guadalupe Garza Sagástegui, coordinadora delegacional de Medicina Familiar del IMSS.

“Tener un paciente con diabetes en la familia y en la sociedad lleva su precio, se alteran las dinámicas de las familias y grupos sociales, incluso hay estigmas sociales”, aseguró.

Según estudios de la Organización Mundial de la Salud, en América Latina, las familias con un pariente diabético desembolsan entre 40 y 60 por ciento de su ingreso para su cuidado.
En México, la Secretaría de Salud informó, que el tratamiento de la diabetes representa 34 por ciento del presupuesto de servicios sociales del país.

Asimismo, mencionó que los costos indirectos y directos para el tratamiento de la enfermedad son de 330 y 100 millones de dólares anuales, respectivamente.

“A la institución un paciente con diabetes le cuesta cuatro mil pesos por mes, sin complicaciones”, dijo Garza Sagástegui, “por fuera es mucho más, posiblemente casi el doble, aquí se diluye porque es masivo”, puntualizó.

Dulce problema
En Nuevo León, cada consultorio de medicina familiar del IMSS recibe al menos a 120 pacientes diabéticos en el año, que multiplicados por sus 914 consultorios arrojan una cifra de al menos 109 mil 680 personas que padecen esta enfermedad.

El municipio de Guadalupe es el que tiene una mayor tasa de incidencia, pues cuenta con 12.7 por ciento de sus derechohabientes, 0.7 por ciento de la media estatal y 2.7 por ciento de la media nacional.

“Es la primer causa de visita a las unidades de medicina familiar, la segunda es la hipertensión arterial, pero casi siempre de diez pacientes, seis padecen las dos cosas, van de la mano”, asegura la coordinadora delegacional.

Los males que se derivan de esta enfermedad son vastos: problemas cardiovasculares, renales y de circulación que llevan a la amputación de miembros son sólo algunas de sus consecuencias.

“Hay múltiples ingresos a los hospitales por descompensaciones o presencia de daños en órganos blandos por las complicaciones crónicas.

Después de cinco años de padecerla hay daño en a la retina, es la primer causa de ceguera en pacientes de 25 a 66 años”, señala.

Ante este escenario, el IMSS ya estableció un programa de tratamiento integral al paciente diabético, que ya ha sido llevado a nivel nacional dada su efectividad.

“Dada la cantidad de pacientes que recibimos con este problema, hemos llevado a cabo una serie de programas que ahorita son referentes a nivel nacional, para generalizarlos en todas las unidades del sistema y recibe el nombre de DiabetIMSS”, informó.

Sin embargo para su encargada, la doctora María Guadalupe Garza Sagástegui, la mejor solución esta pandemia seria simplemente llevar una vida saludable.

“Un paciente que no es diabético pero tiene sobrepeso u obesidad en un plazo de tres a cinco años puede desarrollar esta enfermedad”, puntualizó.

Amargo balance
Costo mensual promedio por persona

Hemoglobina glucosilada: 95 pesos
Pilas para microinfusora: 100 pesos
Jeringas (caja con 10, tres por mes): 70 pesos
Visita al endocrinólogo: 267 a 700 pesos*
Visita al oftalmólogo: 267 a 700 pesos
Visita al dentista: 267 a 700 pesos
Consulta nutricional: 257 a 700 pesos
Control mensual de laboratorio: 300 pesos
Tiras reactivas, una caja por semana: 650 pesos
Antidiabético oral, tres dosis al día: 400 pesos
Catéter para microinfusora: 430 pesos
Reservorios para microinfusora: 450 pesos
Insulina: 480 pesos
Productos alimenticios especiales sin azúcar: 500 pesos
Pago mensual a crédito de microinfusora (a 3 años): mil 250 pesos

Total: Siete mil 33 pesos

Fuente: Dirección general de estudios sobre consumo de la profeco, con datos de la Federación Mexicana de Diabetes A.C., actualizados a 2009

*Para la sumatoria total se calculó un promedio de esta cifra: 557 pesos.

Aumento de temperatura global provocará millones de niños desnutridos

El gradual aumento de temperaturas a que está abocado el planeta provocará entre otras consecuencias la desnutrición de unos 25 millones de niños en las próximas cuatro décadas.

Así lo asegura un informe del Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI, por sus siglas en inglés), divulgado en la reunión sobre cambio climático que se celebra en Bangkok, previa a la Cumbre de Copenhague en diciembre.

El texto resalta que en 2050 los habitantes de naciones pobres habrán disminuido la ingesta de calorías en comparación con el año 2000, los de Africa en particular.

Actualmente Etiopía, Kenia, Somalia y Uganda sufren un aumento de los precios de los alimentos a causa de malas cosechas y sequías, porque hay zonas del planeta que muestran signos de vulnerabilidad al cambio climático y están cambiando sus ciclos de lluvias, indica el IFPRI.

Sin embargo, Gerald Nelson, uno de los autores del documento señala que la situación puede evitarse con una inversión de unos seis mil 140 millones de euros anuales destinados a aumentar la productividad agrícola y ayudar a los granjeros a afrontar los efectos del calentamiento global.

Mejorar los caminos, sistemas de riego, acceso de agua potable y escolarización para chicas son esenciales, agregó el experto.

La conferencia de Bangkok fue inaugurada el pasado lunes y concluye el próximo día 9 de octubre. En la misma participan unos cuatro mil delegados de 179 países.

Obesidad: Peligro

Si no se controla el problema de sobrepeso y obesidad, que tiene como consecuencia severas enfermedades crónicas, en 15 años el sistema mexicano de salud dejará de ser sustentable. La advertencia fue hecha por el Secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos.

Así se refirió el Secretario a los problemas de salud como diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer, que figuran entre las primeras causas de muerte en nuestro país.

Para controlar este problema, la Secretaría de Salud tiene como metas de aquí a tres años, revertir en los niños entre los dos y los cinco años el aumento del sobrepeso y la obesidad, a menos de lo que se tenía en 2006.

Se prevé asimismo disminuir el número de obesos entre los niños de dos a cinco años, detener la progresión en los de entre cinco y 19 años, y deshacer el crecimiento exponencial en los de más de 20 años. El funcionario insistió en la gravedad del sobrepeso y la obesidad, debido a que en los últimos 25 años se multiplicó por tres el número de personas con alguno de estos problemas, sobre todo entre la población infantil, como lo muestra un estudio del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, realizado en julio de este año en mil 200 niños de seis a 12 años, el cual demostró que 42 por ciento de ellos tienen sobrepeso u obesidad.

Al dictar la conferencia magistral “La Obesidad como Problema de Salud Pública en México”, en el marco de la 51ª. Semana Quirúrgica Nacional de la Academia Mexicana de Cirugía en Guanajuato, dijo que, para lograr los objetivos, se elaboraron guías de bebidas y alimentos sólidos y se incluyeron contenidos educativos en libros (escolares).

Además, se desarrollan guías para maestros, a fin de que midan el Índice de Masa Corporal de los alumnos, se alerte a los padres y se trabaje en la regulación de cooperativas escolares, actividad física y recreos activos.

Córdova advirtió que se requiere regular el mercado, y desde hace un año y medio se trabaja con la industria de la alimentación para acordar incentivos a alimentos saludables, impuestos a los dañinos, etiquetado específico y modificación del tamaño de las porciones. Señaló que otro de los “problemas delicados” es el consumo excesivo de sal, pues su ingesta es mayor que la requerida. La dependencia señaló que el Secretario insistió en iniciar campañas entre la población para que se reduzca el consumo de azúcares y grasas, “pues entre el 20 y el 22 por ciento de las calorías consumidas provienen del consumo de bebidas azucaradas”.

En efecto, se trata de un cambio drástico en los esquemas de la alimentación de los niños y los jóvenes, y ocurrido en las últimas dos décadas: entre los años de la infancia y la juventud, las costumbres alimentarias sufren modificaciones sustanciales que a la larga influyen negativamente en el desarrollo y la salud física de prácticamente todos los jóvenes mexicanos.

En el caso, sólo una parte de la culpa recae sobre los propios jóvenes. La mayor parte depende de los cambios que las amas de casa han introducido en los menús que ofrecen a su familia, influidas a su vez por las nuevas “modas” que se han impuesto. En vez de incluir alimentos de todos los grupos en proporciones correctas, en sus menús abundan las harinas, las grasas y los azúcares, causantes de la obesidad, con deficiencias importantes en frutas y verduras que aportan la mayor parte de las vitaminas y los minerales indispensables. Y repito: mientras ese esquema no se sustituya por uno bien combinado y equilibrado, las jóvenes generaciones de mexicanos estarán integradas por una mayoría de desnutridos, muchos de ellos gordos, y expuestos a todos los daños que pueden causarles el medio ambiente y otras circunstancias.

Ssa, única autorizada para informar sobre la influenza

Es así, como el único vocero que dará cifras e información sobre el avance de este virus será la Secretaría de Salud.

Sólo los temas sobre medidas de prevención y protección a la salud podrán ser emitidas por el IMSS e ISSSTE, de acuerdo a funcionarios de estas instituciones.

La primera vez que se adoptó esta medida fue durante el brote de abril, debido a que los funcionarios de las distintas dependencias del Gobierno Federal estaban dando diferentes cifras sobre el número de personas infectadas y fallecidos.

En esa ocasión, también hubo confusión por las declaraciones contradictorias que emitieron los funcionarios en torno a las medidas que debía adoptar la población para prevenir el virus, así como respecto a si el Gobierno Federal dio la alerta nacional de manera tardía.

Para evitar este problema, inicialmente se acordó que la única encargada de difundir la información en torno al virus sería la Secretaría de Salud.

Pero como en esta dependencia también se dieron contradicciones entre los funcionarios de primer nivel, al final se acordó que el único vocero autorizado para hablar del tema sería el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, quien se encargó de dar más de una veintena de conferencias de prensa.

De acuerdo a cifras de la Ssa, desde el 10 de septiembre se ha comenzado a registrar un incremento de casos del virus de la influenza A H1N1 en diversos estados, principalmente en el Norte y Centro del país.

Incluso, el pasado 7 de septiembre fue el día con mayor número de casos de influenza A, desde que se dio a conocer en abril el surgimiento de esta epidemia en México, con 559 casos.

Cabe recordar que el 27 de abril, cuando se registró el pico más alto de esta enfermedad se contabilizaron 410 casos.

A la fecha, el rebrote de influenza A H1N1 que se presenta en el país afectó en la última semana a 4 mil personas para alcanzar un total de 31 mil 594 casos, de acuerdo con el último reporte de la Secretaría de Salud.

Asimismo, la dependencia informó que el Distrito Federal, Estado de México y Veracruz, serán las que reciban más vacunas contra el virus de la influenza AH1N1, debido a su densidad poblacional.

BIENVENIDOS

SHM | Vitarbol trata de hacer una transición estratégica del tratamiento hacia la prevención. Nuestros principales objetivos son fomentar la prevención y mejorar el desempeño del ser humano, tanto físico, como mental. Se trata de lo que usted puede hacer cuando se siente bien, para asegurarse de seguir sintiéndose así, por mucho tiempo más y, con ello, tener la capacidad y energía para lograr todos sus propósitos.

Vitarbol opera desde México y provee información gratuita a toda la región de América Latina, España y comunidades de habla hispana de Estados Unidos.

Licencia de Creative Commons

Nota Especial

Los anuncios colocados por Google no son responsabilidad ni reflejan la opinión de Vitarbol. Tampoco nos podemos hacer responsables de la seriedad de los productos ni de los servicios de las empresas que se anuncian (Especialmente de la Propaganda de los Partidos Políticos).

Gracias.