viernes, 18 de septiembre de 2009

Los 10 alimentos más saludables

Permitidos en las dietas, con un bajo contenido calórico, un alto valor nutritivo y biológico para todos. Ideales en esta época

Se aproxima el otoño y se ha hecho el anuncio de un tercer brote de influenza (A H1N1), por lo que hay que prevenir el contagio siguiendo uno de los principales consejos de la Secretaría de Salud: Comer frutas y verduras ricas en vitaminas A y C (zanahoria, papaya, guayaba, naranja, mandarina, lima, limón y piña).
De tal suerte hemos seleccionado 10 de los alimentos más saludables, que si se incluyen en la dieta diaria le brindan a nuestro cuerpo un escudo de protección natural en contra de las infecciones.

Alimentos ricos en vitamina C

En realidad el kiwi tiene casi el doble de vitamina C que la naranja. La vitamina C se encuentra casi exclusivamente en frutas y verduras.
Los alimentos en los que abunda son: guayaba, kiwi, mango, piña, caqui, cítricos, melón, fresas, bayas, pimientos, tomate, brasicáceas (verduras de la familia de la col) y espinacas.

Tabla de equivalencias

• Kiwi 98 mg/100 g.
• Guayaba 184 mg/100 g.
• Pimientos 131 mg/100 g.
• Grosella negra 200 mg/100 g.
• Coles de Bruselas 100 mg/100 g.
• Limón 36 mg/100 g.
• Coliflor 70 mg/100 g.
• Espinaca 52 mg/100 g.
• Fresas 60 mg/100 g.
• Naranjas 50 mg/100 g.

Naranja: astringente y deliciosa

La naranja es un fruto cítrico que tiene propiedades curativas porque es ácida, y este ácido es depurativo y oxidante, desinfectante y microbicidia (como la mayoría de las frutas cítricas). La naranja, es una de las frutas cítricas con mayor contenido de ácido cítrico, magnesio, fósforo y hierro.
• Limpia y tonifica la sangre y todos sus tejidos, músculos y células
• Destruye la grasa y la obesidad, rebaja el vientre, limpia el cutis y hace brillar los ojos.
Una naranja mediana de unos 128 gramos contiene 58.6 mg de vitamina C y es ideal para fortalecer el sistema inmunológico.

Manzana: tentación sin remordimientos

Ésta es una de las más populares por su alto contenido de fibra, pero la manzana tiene mucho que ofrecer, especialmente cuando se sigue una dieta.
Cada 100 gramos aportan 52 calorías, de las cuales ninguna es de grasa. Tiene una buena cantidad de calcio, potasio, vitamina C y pectina, que es una fibra soluble que ayuda a prevenir el cáncer de colon, ya que hace que el transito intestinal mejore, evitando también el estreñimiento. La pectina también ayuda a reducir el colesterol.
Las azúcares que contiene la manzana vienen en forma de fructuosa. Esta es el dulce para los diabéticos, ya que no se metaboliza tan rápido como el azúcar normal.

Arándano: color y sabor

El arándano también es una generosa fuente de minerales y vitaminas, principalmente A y C. La vitamina A interviene en los procesos de la vista, piel y mucosas, ayudando además al desarrollo de los huesos, mientras la vitamina C favorece la resistencia a infecciones, así como al proceso de cicatrización de heridas; las necesidades de esta última vitamina aumentan en situaciones especiales, como el estar sometido a estrés, el tabaquismo, embarazo y afecciones virales.

Espinaca: energía

La fama que tiene esta verdura es totalmente merecida, aunque es necesario acabar con algunos mitos exagerados sobre su aporte de hierro. No obstante, sus propiedades nutritivas son muchas, ya que no sólo aportan energía y fuerza.
Son consideradas como una fuente importante de minerales, poseen una gran cantidad de magnesio, calcio, fósforo, potasio y sodio, de ahí que sean vitales en la alimentación de niños y adolescentes.
En cuanto a sus vitaminas, las espinacas tienen gran cantidad de betacarotenos, precursores de la vitamina A, que disponen de una importante función anticancerígena.

Lechuga: totalmente “light”

Sin duda el elemento nutricional menos considerado para pensar en alimento regular, casi de uso exclusivo para las dietas y ese es el primer mito por resolver pues hay mucho que decir de las bondades de la lechuga…
Es una fuente importante de folato (vitamina B9), esencial para aquéllas mujeres que planeen o ya estén embarazadas, esto debido a que se sabe que ayuda a prevenir defectos congénitos.
Aporta una cantidad mínima de vitamina C, contiene –en diferente medida y según la variedad- betacarotenos y antioxidantes que auxilian en la prevención de enfermedades degenerativas, entre las que se incluye el cáncer y la aterosclerosis. En este punto es útil recordar que las verduras cuanto más oscuras –verdes- más cantidad de betacarotenos tienen.

Espárrago verde

De las delicias de la cocina al bienestar físico. Es un alimento con pocas calorías, mucha fibra, minerales (potasio, calcio, magnesio) y vitamina E. Tiene un 90% de agua y además es bajo en calorías.
Tiene además gran cantidad de vitamina A y en menor cantidad vitaminas B1, B2 y B6.
Son pocos los que se resisten a este delicioso vegetal que va bien con todo.

Atún

El atún es una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales. Con la ventaja que es bajo en grasas saturadas y tiene un alto contenido de Omega 3.
Este alimento que nos provee el mar es rico en proteínas, incluso el aporte es mayor al de la carne, las aves, los pescados y el cerdo. Por eso, es considerado como uno de los alimentos que mejor forma la estructura muscular del cuerpo.
El atún contiene nutrientes que reconstruyen y mantienen las células de la estructura corporal y celular.

Aceite de oliva virgen

Sin duda una de las mejores herencias de la dieta mediterránea, de la que se han difundido sus bondades alrededor del mundo, ya sea como alimento y hasta como remedio curativo.
Es el más rico en ácido oleico, grasa monoinsaturada, con efecto benéfico sobre el colesterol, ya que baja las tasas de LDL o colesterol malo y aumenta las de HDL o colesterol bueno. Lo que constituye al aceite de oliva, en un protector cardiovascular natural.

Nuez

Un alimento prodigio del que se conocen sus cualidades gracias a la investigación de James Joseph de la Universidad de Tufts en Boston, quien con su trabajo comprobó que las nueces frenan el envejecimiento del cerebro.
El ácido alfa-linoléico que poseen las nueces, un ácido graso omega-3 que actúa como antioxidante, preservando el estado de nuestro cerebro y frenando su envejecimiento. Este elemento de la nuez (además de otros polifenoles), actúa batallando en contra de los radicales libres, causantes de inflamación y daños.

Piña: propiedades y delicias

Una fruta de las más saludables de todas. Tiene un alto contenido de bromelina, que en particular es adecuada para mejorar la circulación ya que disuelve los coágulos que puedan formarse y fluidifica la sangre.
El consumo regular de la piña se recomienda para prevenir problemas circulatorios, como trombosis, ataques cardíacos, apoplejías y al mismo tiempo es útil para disminuir la hipertensión. La bromelina tiene además la cualidad de ayudar al proceso digestivo, es ideal para limpiar el tracto intestinal.
La piña es rica en fibra, pectina y vitamina C, es considerada una de las frutas de bajo contenido calórico, además es reconocida por sus propiedades diuréticas.

No hay comentarios:

BIENVENIDOS

SHM | Vitarbol trata de hacer una transición estratégica del tratamiento hacia la prevención. Nuestros principales objetivos son fomentar la prevención y mejorar el desempeño del ser humano, tanto físico, como mental. Se trata de lo que usted puede hacer cuando se siente bien, para asegurarse de seguir sintiéndose así, por mucho tiempo más y, con ello, tener la capacidad y energía para lograr todos sus propósitos.

Vitarbol opera desde México y provee información gratuita a toda la región de América Latina, España y comunidades de habla hispana de Estados Unidos.

Licencia de Creative Commons

Nota Especial

Los anuncios colocados por Google no son responsabilidad ni reflejan la opinión de Vitarbol. Tampoco nos podemos hacer responsables de la seriedad de los productos ni de los servicios de las empresas que se anuncian (Especialmente de la Propaganda de los Partidos Políticos).

Gracias.