martes, 7 de abril de 2009

La importancia de una alimentación equilibrada durante el embarazo



El embarazo no es el mejor momento para bajar de peso. Por el contrario, se debe aumentar paulatinamente, cuidando el desarrollo del bebé. Qué y cuánto hay que comer.
La alimentación de la embarazada dependerá del estado nutricional que tuviera antes de la concepción.

Si una mujer se embaraza teniendo un buen peso, su alimentación puede ser un poco más "liberal" que las que ya tenían sobrepeso. La regla general saludable es que la gestante aumente entre 9 y 12 kilos, es decir, un kilo por mes.

Además en el caso de que la mujer haya iniciado la gestación con sobrepeso, no se debe buscar bajar de peso justamente en esos meses. Por el contrario, el aumento debe existir por el buen desarrollo del bebé. Este aumento debe ser paulatino y moderado sin sobrepasar los 9 ó 10 kilos hasta el término del embarazo.

Hay que recordar que el aumento de peso de la embarazada viene en parte por todas las adaptaciones que sufre el cuerpo materno al albergar y desarrollar a un nuevo ser. Esta transformación genera un aumento del fluido sanguíneo, del líquido amiótico, la placenta y del bebé mismo.

DIETA SALUDABLE

Se recomienda a la mujer embarazada, llevar una vida y alimentación saludable que consista en la ingesta diaria de

* frutas y verduras (en lo posible crudas),

* lácteos,

* huevos,

* carnes,

* tubérculos,

* cereales.

En esta etapa es importante consumir de todos los grupos de alimentos por lo menos una porción diaria, sin abusar, para llegar a un feliz término.

Es preferible ingerir por lo menos de 3 a 4 porciones de lácteos por día, esto asegurará su ingesta de calcio, tanto para la formación del bebé como para cubrir sus propias necesidades. Se aconseja beber lácteos descremados, solo en caso de la persona haya iniciado su etapa de gestación con sobrepeso.

Este tipo de lácteos (los descremados) en muchos casos se presentan fortificados con agregados de hierro y calcio a fin de cubrir la demanda nutricional de una embarazada. Para las que no son amantes de la leche, consumir yogurt y queso, que son reemplazantes de la bebida láctea.

Si la mujer no se alimenta bien durante el embarazo, entonces el bebé que se esta formando consumirá las reservas de esta, generando graves consecuencias a su organismo.

Muchas veces vemos madres que no se alimentaron bien durante este periodo, y como consecuencia presentan a temprana edad problemas de huesos, que están, en general, relacionados con mujeres mayores.

Otro grupo importante en la alimentación, son las carnes, pues ellas aportan las proteínas necesarias. Su consumo debería ser una porción diaria.

A no olvidarse de las frutas y verduras que son indispensables, sobre todo si se las consume de forma cruda, pues de esta manera aportan mayor cantidad de vitaminas, minerales y fibras.

En tanto, los tuberculos (papas - mandioca) y los cereales (arroz - fideos - porotos), proporcionan hidratos de cabono, fibras y vitaminas del grupo B.

No hay comentarios:

BIENVENIDOS

SHM | Vitarbol trata de hacer una transición estratégica del tratamiento hacia la prevención. Nuestros principales objetivos son fomentar la prevención y mejorar el desempeño del ser humano, tanto físico, como mental. Se trata de lo que usted puede hacer cuando se siente bien, para asegurarse de seguir sintiéndose así, por mucho tiempo más y, con ello, tener la capacidad y energía para lograr todos sus propósitos.

Vitarbol opera desde México y provee información gratuita a toda la región de América Latina, España y comunidades de habla hispana de Estados Unidos.

Licencia de Creative Commons

Nota Especial

Los anuncios colocados por Google no son responsabilidad ni reflejan la opinión de Vitarbol. Tampoco nos podemos hacer responsables de la seriedad de los productos ni de los servicios de las empresas que se anuncian (Especialmente de la Propaganda de los Partidos Políticos).

Gracias.