viernes, 5 de junio de 2009

El valor nutricional de los pistaches



Para muchos el hambre es un excesivo poder compulsivo del cuerpo y posteriormente es tradición que se replanteen los hábitos personales, siendo uno de los propósitos más recurrentes el bajar de peso.

Al pasar de los días, tal vez tres o cuatro semanas, se pierde el ánimo y se olvida el propósito; y lo más importante no es bajar de peso de una manera rápida pero que al poco tiempo se recupere lo perdido, lo recomendable es mantener a lo largo del año una alimentación ordenada, equilibrada y saludable que no signifique sacrificios.

Para ello, contar las calorías y sustituir alimentos por aquellos que sean más sanos para tener una mejor dieta son lo recomendable.

Sin embargo, en la actualidad existen nuevas técnicas y consejos para ayudarnos en la ardua misión de bajar de peso o mantenernos después de las fiestas. La doctora Julieta Ponce, directora de Nutrición del Centro de Orientación Alimentaria (COA), en plática con EL OCCIDENTAL vía telefónica aconseja que comer bien es indispensable para tener una buena salud, y señala que la ingesta de pistaches trae beneficios, principalmente para la salud cardiovascular, para el control de peso, para la salud visual y para el manejo de la diabetes.

"En pacientes con sobrepeso provoca saciedad, y descascararlos hace más largo el lapso de consumo; en pacientes con diabetes los pistaches no elevan de forma acelerada los niveles de glucosa en sangre y permite un consumo con moderación. La luteína, sustancia benéfica para la salud de los ojos, si se consume con frecuencia significa un factor positivo en la edad adulta y en los adultos mayores el pistache es rico en luteína", comenta.

La especialista detalla que una ración de 30 gramos de pistaches de California contienen en promedio 160 calorías, seis gramos de proteína, trece gramos de grasas vegetales, sólo ocho gramos de carbohidratos y tres gramos de fibra.

Entre los micronutrimentos más importantes contiene la vitamina B6, vitamina A y sobre todo luteína, para proteger la salud visual; de todas las semillas es la que más fibra y más proteínas contiene, aporta más del diez por ciento de la fibra total recomendada durante el día para un adulto y además la semilla es libre de sodio.

Los pistaches siempre han tenido un papel importante y relevante en la dieta de algunos países a lo largo de la historia, sin embargo, durante la última década se han generado estudios que demuestran la composición, la utilidad y calidad de los pistaches específicamente de las tierras del valle de San Joaquín en California, Estados Unidos.

Gracias a las exigentes medidas de higiene y al uso de la tecnología más avanzada en el ramo tienen un alto control de calidad.

Los pistaches de California nunca tocan el suelo y todo el proceso desde la cosecha hasta el empacado -pasando por el secado y tostado- se lleva a cabo en un solo lugar, o sea que llegan a nuestros hogares después de procesos muy controlados; 30 gramos de pistaches de California aportan trece gramos de grasas, de los cuales tan sólo 1.5 son grasas saturadas (que debemos limitarlas en la dieta), siete gramos de monoinsaturadas y cuatro de grasas poliinsaturadas; estas dos últimas se deben incrementar en la dieta para el cuidado de la salud cardiovascular. En promedio una persona que consume mil 500 calorías diarias, con una porción de 30 gramos de pistaches al día puede cubrir más de la mitad de las grasas monoinsaturadas recomendadas.

El valor nutricional: Los pistaches pertenecen al grupo de las oleaginosas -las semillas que aportan algún tipo de aceite o grasa- y por lo tanto se consideran en el apartado de grasas. Como todas las grasas, son indispensable en el cuerpo, pero debe procurarse controlar el tamaño de la ración al consumirlas y en el caso de estos pistaches se puede sugerir integrarlos a la dieta como botana saludable y limitar el consumo de otras fuentes de grasas, como las botanas fritas, las grasas animales (crema, chorizo, tocino o chicharrón...) y promover su consumo en combinación con otros grupos de alimentos.

¿Cómo integrarlos a tu alimentación diaria?

Aquí te presentamos los consejos de la nutrióloga Ponce sobre cómo integrar los pistaches en cualquier tiempo de comida:

Desayuno: Con yogur y frutas, por ejemplo, o mezclada con cereal y leche descremada o un hot cake con pistaches molidos en la harina y combinados con fruta.

Entre comidas: las comidas que se toman a media mañana y a media tarde son una de las opciones más útiles para consumir pistaches, en este caso podríamos consumir 30 pistaches diarios y comerlos como botana por la tarde o combinada con frutos secos a media mañana.

Conclusión: los pistaches no sólo son una botana saludable, son deliciosos y crujientes, vistosos y elegantes. Dan vida a la dieta de cualquier persona; son buenos en todas las etapas de la vida y su sabor combina con todos los sabores, la dieta saludable debe ser también deliciosa porque la nutrición no está peleada con el placer de comer.

No hay comentarios:

BIENVENIDOS

SHM | Vitarbol trata de hacer una transición estratégica del tratamiento hacia la prevención. Nuestros principales objetivos son fomentar la prevención y mejorar el desempeño del ser humano, tanto físico, como mental. Se trata de lo que usted puede hacer cuando se siente bien, para asegurarse de seguir sintiéndose así, por mucho tiempo más y, con ello, tener la capacidad y energía para lograr todos sus propósitos.

Vitarbol opera desde México y provee información gratuita a toda la región de América Latina, España y comunidades de habla hispana de Estados Unidos.

Licencia de Creative Commons

Nota Especial

Los anuncios colocados por Google no son responsabilidad ni reflejan la opinión de Vitarbol. Tampoco nos podemos hacer responsables de la seriedad de los productos ni de los servicios de las empresas que se anuncian (Especialmente de la Propaganda de los Partidos Políticos).

Gracias.