martes, 5 de mayo de 2009

Claves para reforzar las defensas



Por Paola Bruno


Si bien las jornadas extremadamente frías todavía no dan el presente, las mañanas ya comenzaron a hacer descender el termómetro. La diferencia de temperatura entre las primeras horas del día y la tarde es notable. Para proteger al organismo de gripes y resfríos es importante reforzar el sistema inmunológico a través de la alimentación.

“Cantidad, calidad, armonía y adecuación”. Éstas son las palabras que repiten las nutricionistas cuando llega el momento de explicar qué hay que comer en esta época para no enfermarse.

“No hay alimentos mágicos, aunque hay productos específicos para el invierno. De todos modos, lo más importante es saber combinar la cantidad, la calidad, la armonía y la adecuación de las preparaciones; no sirve ingerir mucho de un sólo producto”, argumentó Isabel Gattás, licenciada en Nutrición y profesora de la Universidad Juan Agustín Maza.

A esto se suma la buena higiene con la que hay que realizar las preparaciones. Gattás recordó que este aspecto a veces no se tiene en cuenta y es clave en toda cocina.

“Aunque tengas el mejor alimento, si las condiciones higiénicas en las que se prepara son malas se puede enfermar toda la familia. Además de lavar con cuidado, por ejemplo, frutas y verduras, y cocinar muy bien las carnes, hay que evitar las contaminaciones cruzadas. Esto significa que no hay que usar la misma tabla para cortar pollo y verduras”, graficó Gattás.

Alto valor biológico

Para Ana Araniti -ex decana de la Facultad de Nutrición de la Universidad Maza-, en esta época hay que combinar en forma balanceada proteínas, hidratos de carbono y aceites. “Hay que aumentar las calorías, siempre para actuar en respaldo de las proteínas; los vegetales y frutas complementan la acción, con sus minerales y vitaminas”, explicó la licenciada en Nutrición.

Existen alimentos que son necesarios consumir -continuó Araniti-, que son los denominados “protectores de la salud”, porque tienen proteínas de alto valor biológico.

“Éstas son las proteínas de origen animal, que están presentes en: la leche de madre, de vaca o de cabra; también en derivados de la leche, como queso y yogur; en el huevo (están en la clara) y carnes de vaca, conejo, pollo, pescado, chivito, incluyendo las vísceras”, enumeró Araniti.

Para reforzar las defensas en esta época también tienen que estar presentes las proteínas de origen vegetal: legumbres y cereales. Soja, lentejas, habas, arvejas, garbanzos, porotos, trigo, avena, centeno, arroz y maíz. “Hay que recordar que combinando cereales con legumbres se obtiene una proteína tan valiosa como la proteína de la carne, por ejemplo arroz con lentejas”, señaló la especialista.

Simultáneamente, coinciden en indicar las nutricionistas, hay que consumir hidratos de carbono (azúcares), para permitir una buena absorción de esas proteínas. Tienen abundante cantidad de hidratos de carbono: papas, batata, uva, banana, cereales, legumbres, azúcar y dulces.
Esto sin olvidar que la ingesta de grasas y aceites en cantidad adecuada respaldan la absorción de las proteínas.

Una respuesta compleja

El sistema inmune es el responsable de mantener bajo control las agresiones de microorganismos (bacterias, virus, hongos y parásitos) que producen patologías. Está constituido por moléculas, células y tejidos que funcionan en forma coordinada.

Desde los años setenta se comenzó a estudiar cómo este sistema se relaciona con los nutrientes que se ingieren. Nora Slobodianik, profesora titular de la Cátedra de Nutrición en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires (UBA), dijo que: “El enfoque de inmunonutrición afirma que la dieta, entre otros factores, condiciona los mecanismos de defensa”.

En el Día de la Inmunología, que fue el miércoles 29 de abril, Slobodianik argumentó que así como el organismo necesita energía y nutrientes, también las células inmunocompetentes requieren de éstos para mantener una correcta función protectora. Por eso, la ingesta adecuada de alimentos incluye: calorías, proteínas de alta calidad, ácidos grasos omega-3 y omega-6, vitaminas y minerales.

No hay comentarios:

BIENVENIDOS

SHM | Vitarbol trata de hacer una transición estratégica del tratamiento hacia la prevención. Nuestros principales objetivos son fomentar la prevención y mejorar el desempeño del ser humano, tanto físico, como mental. Se trata de lo que usted puede hacer cuando se siente bien, para asegurarse de seguir sintiéndose así, por mucho tiempo más y, con ello, tener la capacidad y energía para lograr todos sus propósitos.

Vitarbol opera desde México y provee información gratuita a toda la región de América Latina, España y comunidades de habla hispana de Estados Unidos.

Licencia de Creative Commons

Nota Especial

Los anuncios colocados por Google no son responsabilidad ni reflejan la opinión de Vitarbol. Tampoco nos podemos hacer responsables de la seriedad de los productos ni de los servicios de las empresas que se anuncian (Especialmente de la Propaganda de los Partidos Políticos).

Gracias.