miércoles, 16 de junio de 2010

Aspectos emocionales en la obesidad

La problemática de los trastornos alimentarios, guarda un importante
trasfondo emocional que en el caso de muchos obesos deriva en hacer de
la comida un elemento adictivo que rebasa por mucho la necesidad
nutricional

--------------------------------------

Por Claudia Durán, Médica especialista en Nutrición

--------------------------------------

En los últimos meses el problema de la obesidad se ha revelado como
una situación crítica, debido a la gravedad que implican las cifras
que nos colocan entre los primeros lugares a nivel mundial en
obesidad infantil y del adulto. A dicho problema se relacionan otros
que derivan del mismo: infartos, diabetes, hipertensión, y muchos mas
que engrosan las listas de mortalidad de los centros de salud y que
pronostican serias dificultades a futuro, en cuanto a la posibilidad
de poder enfrentar todos los problemas que se irán multiplicando con
la terrible cantidad de niños obesos.

Es muy importante la labor de las campañas para combatir esta
situación, pero estas se han enfocado principalmente a la
recomendación de una dieta balanceada y ejercicio, y esto no resulta
suficiente si no se contemplan también los aspectos emocionales,
psicologicos y familiares, los cuales juegan un papel decisivo en la
producción y mantenimiento de la obesidad.

Si los aspectos psicológicos y emocionales de la persona obesa no se
contemplan, el abordaje resulta estrecho y reduccionista, por lo que
la buscada solución mediante una dieta será insuficiente, no solo
porque muchas veces la persona ni siquiera podrá apegarse al
tratamiento, sino que a la larga, este resultará infructuoso. O bien,
quizá se logre reducir temporalmente el peso, pero sin resolverse las
causas de fondo que originan el problema, a la larga este volverá a
ser el mismo, ya que no se permitio el acompanamiento de la mente con
el cuerpo que adelgaza, para que transiten asociados en el proceso del
descenso de peso.

Como ejemplo basta mencionar la impotencia que enfrenta ante estas
circunstancias, el paciente que tiene que recurrir al bypass gástrico
para evitar comer en exceso. La necesidad de una intervención de este
tipo denota que en muchos casos no basta la intención de una
disciplina y que una falla de contención psíquica deriva en la
búsqueda de una solución de tipo mecánico, que indudablemente resuelve
el problema de forma, pero no de fondo, pues el elemento adictivo
suele ser una defensa frente al impacto de emociones que no pueden ser
manejadas o toleradas por un aparato psíquico con predominancia de un
modo de funcionamiento que tiende a la descarga de las mismas.

Por mencionar tan sólo uno de los casos, el trastorno bulímico lleva
a la persona afectada a ingerir grandes cantidades de comida, con la
sensación de pérdida de control sobre lo que se come y cuanto se come,
seguido por sentimientos de culpa y enojo, desesperación y decepción
por no poder controlarse.

El comer por adicción es un problema que al igual que el alcoholismo
está multideterminado y los aspectos psicológicos y emocionales tienen
en relación a ellos un papel primordial. Además de la adicción a la
comida (adicción no censurada en los niños, a diferencia del alcohol),
hay muchos otros tipos de trastornos que propician el sobrepeso
patológico.

La recomendación de tomar en cuenta los factores psicológicos en el
tratamiento de la obesidad no implica dejar de lado los factores
constitucionales, pero recordando que lo psíquico y lo somático son
los dos componentes de cualquier problemática a nivel salud.

Muchos niños y adultos tienen una sobre ingesta de alimentos,
resultante de problemas de ansiedad, depresión o de conflictivas más
complejas que derivan en la obesidad, que como síntoma debe abordarse
como la punta del iceberg que puede encubrir distintos conflictos.

La salud mental es un rubro que ha tenido poca difusión entre la
población en general y con sobrepeso en particular, por lo que
resulta indispensable informar y orientar a médicos, maestros, padres
de familia y a la comunidad toda, para saber detectar la problemática
emocional subyacente en la gran mayoría de los problemas de obesidad.
No sólo como causa, sino también como consecuencia de esta.

Debemos estar conscientes de que sólo trabajando de manera de
abarcar la completud de la persona obesa, podemos ayudar a combatir
este problema que crece día a día.

No hay comentarios:

BIENVENIDOS

SHM | Vitarbol trata de hacer una transición estratégica del tratamiento hacia la prevención. Nuestros principales objetivos son fomentar la prevención y mejorar el desempeño del ser humano, tanto físico, como mental. Se trata de lo que usted puede hacer cuando se siente bien, para asegurarse de seguir sintiéndose así, por mucho tiempo más y, con ello, tener la capacidad y energía para lograr todos sus propósitos.

Vitarbol opera desde México y provee información gratuita a toda la región de América Latina, España y comunidades de habla hispana de Estados Unidos.

Licencia de Creative Commons

Nota Especial

Los anuncios colocados por Google no son responsabilidad ni reflejan la opinión de Vitarbol. Tampoco nos podemos hacer responsables de la seriedad de los productos ni de los servicios de las empresas que se anuncian (Especialmente de la Propaganda de los Partidos Políticos).

Gracias.