martes, 11 de mayo de 2010

El ABC de los suplementos vitamínicos para niños

Por Anna Wilde Mathews para WSJ Americas

Cuando Natasha Solis-Ramos le preguntó al pediatra de su hija sobre la dieta de su bebé de 18 meses, el médico le dijo que no se preocupara de que la activa pequeña comiera sólo porciones escasas de carne y otras fuentes de proteína.

De todos modos, Solís-Ramos se preocupó, y decidió comenzar a darle a la niña un multivitamínico masticable. Pronto, planea agregar un suplemento de aceite de hígado de bacalao que contiene ácidos grasos omega-3. "Se supone que es realmente bueno, así que no veo qué mal puede causar", afirma Solís-Ramos, de 29 años, una corredora de futuros en Chicago.

Los estadounidenses han estado consumiendo cantidades cada vez mayores de suplementos dietarios en los últimos años, y ahora sus hijos comienzan a hacer lo mismo. Las ventas de suplementos para niños se estimaron en US$1.100 millones en 2008, el primer año que se llevó la cuenta de ese tipo de ventas, y los multivitamínicos fueron la categoría más popular, según la revista Nutrition Business Journal. La publicación afirma que las ventas crecen entre 4% y 6% anual, y que las empresas están lanzando una variedad de productos nuevos.

[Vitamina P] wsj

La buena nutrición es particularmente importante durante la niñez y la adolescencia, cuando los cuerpos jóvenes crecen con rapidez. De todos modos, algunos pediatras afirman que el crecimiento de las ventas de suplementos sugiere que los padres podrían estar dándoles demasiadas píldoras al día a los niños. Algunos suplementos tomados en dosis excesivas, como vitamina A, pueden ser peligrosos. Los beneficios para los niños de otros, como ácidos grasos omega-3, en ocasiones han sido exagerados. Tanto la Academia de Pediatría Estadounidense y la Asociación Dietética Estadounidense afirman que la nutrición se adquiere mejor a través de alimentos, y el uso rutinario de vitaminas no es necesario si los niños tienen una dieta buena y variada.

Duffy MacKay, un vicepresidente del Consejo para la Nutrición Responsable, un grupo de fabricantes de suplementos, afirma que la mayoría de los niños de entre 2 y 18 años probablemente debería tomar multivitamínicos porque los niños generalmente no cumplen con las recomendaciones nutricionales sólo a través de la comida. La mayoría de las vitaminas para niños están formuladas para proveer menos que los valores diarios recomendados de muchos nutrientes, para permitir que los niños satisfagan algunas de sus necesidades a través de otras fuentes, afirma.

Algunos nutrientes, como el calcio y el hierro, tienden a ser absorbidos mejor de ciertos alimentos que de los suplementos, debido a la forma en que ocurren, afirma Dennis Bier, director del Centro de Investigación de Nutrición Infantil del Departamento de Agricultura de EE.UU. en la Universidad de Medicina Baylor en Houston. El especialista sostiene que los alimentos también "proveen de una variedad de otros nutrientes conocidos y desconocidos", más allá de los que se suelen encontrar en vitaminas. Los Lineamientos Dietarios de EE.UU. señalan que los alimentos tienen sustancias como carotenoides y flavonoides, así como inhibidores de enzimas que podrían ayudar a prevenir enfermedades crónicas.

Sandra Collins, de 42 años, que tiene tres hijos y vive en Berkeley, California, afirma que prefiere que sus niños obtengan sus nutrientes a través de la comida. A sus hijos mayor y del medio, ahora de 9 y 7 años, inicialmente les dio multivitaminas y otros suplementos, incluido un extracto de un fruto rojo que se suponía que ayudaría a impulsar su inmunidad durante la temporada de gripe.

Cuando los niños comenzaron a decir que sabía a feo, dejó de dárselos. Y no le ha dado suplementos a su niño menor, de 2 años. En cambio, se esfuerza para asegurarse de que sus hijos obtengan una mezcla de vegetales y carnes, y que pasen algo de tiempo bajo el sol para incorporar vitamina D. "Quería que fuera comida de base más orgánica, en lugar de a base de suplementos", afirma Collins, una profesora de historia asistente en la Universidad Chico State.

Para los niños que no comen de todo, cierto uso de multivitaminas infantiles puede tener sentido para llenar brechas en la nutrición, indican los médicos. Los niños a veces no alcanzan las cantidades recomendadas de ciertos nutrientes esenciales, incluidos el potasio, el magnesio y la vitamina E, así como la fibra, porque a menudo no comen la suficiente cantidad de frutas, vegetales y granos enteros, afirman los nutricionistas. El calcio también es un problema frecuente, en particular para niñas preadolescentes y adolescentes, quienes lo necesitan para ayudar a fortalecer sus huesos, mientras los bebés que toman leche materna pueden necesitar hierro antes de comenzar a ingerir alimentos sólidos.

BIENVENIDOS

SHM | Vitarbol trata de hacer una transición estratégica del tratamiento hacia la prevención. Nuestros principales objetivos son fomentar la prevención y mejorar el desempeño del ser humano, tanto físico, como mental. Se trata de lo que usted puede hacer cuando se siente bien, para asegurarse de seguir sintiéndose así, por mucho tiempo más y, con ello, tener la capacidad y energía para lograr todos sus propósitos.

Vitarbol opera desde México y provee información gratuita a toda la región de América Latina, España y comunidades de habla hispana de Estados Unidos.

Licencia de Creative Commons

Nota Especial

Los anuncios colocados por Google no son responsabilidad ni reflejan la opinión de Vitarbol. Tampoco nos podemos hacer responsables de la seriedad de los productos ni de los servicios de las empresas que se anuncian (Especialmente de la Propaganda de los Partidos Políticos).

Gracias.