jueves, 8 de octubre de 2009

Más apio, menos kilos

Cultivado desde hace siglos por las civilizaciones egipcia, griega y romana, el apio no tenía en un principio un valor culinario sino más bien medicinal o aromático. Fue posteriormente cuando su característico sabor amargo comenzó a formar parte de diversas recetas. Así por ejemplo, mientras que sus hojas se suelen utilizar como condimento, los tallos pueden consumirse tanto crudos (en ensaladas, para crudités) como cocidos (asados, gratinados, en salsa, como guarnición...). Para ello deberás elegir tallos cortos, compactos, rectos y carnosos y retirar sus hebras empezando por la parte inferior.

Pero además de sus propiedades culinarias, esta planta aromática cuenta también con múltiples cualidades nutritivas: aporta vitaminas, minerales como el sodio, potasio o calcio, y es un gran diurético, por lo que ayuda a luchar contra los problemas de retención de líquidos. Todo ello sin olvidar su escasísimo aporte calórico (tan solo 20 calorías por cada 100 gramos), que hacen del apio un alimento perfecto para quienes desean cuidar la línea.

No hay comentarios:

BIENVENIDOS

SHM | Vitarbol trata de hacer una transición estratégica del tratamiento hacia la prevención. Nuestros principales objetivos son fomentar la prevención y mejorar el desempeño del ser humano, tanto físico, como mental. Se trata de lo que usted puede hacer cuando se siente bien, para asegurarse de seguir sintiéndose así, por mucho tiempo más y, con ello, tener la capacidad y energía para lograr todos sus propósitos.

Vitarbol opera desde México y provee información gratuita a toda la región de América Latina, España y comunidades de habla hispana de Estados Unidos.

Licencia de Creative Commons

Nota Especial

Los anuncios colocados por Google no son responsabilidad ni reflejan la opinión de Vitarbol. Tampoco nos podemos hacer responsables de la seriedad de los productos ni de los servicios de las empresas que se anuncian (Especialmente de la Propaganda de los Partidos Políticos).

Gracias.